Aunque el club apuesta por la renovación de Enrico Mariotti, sólo dos jugadores tienen asegurada su presencia en la plantilla del próximo curso. Se espera que haya entre cuatro y cinco fichajes.

Eliminado a la primera de cambios de la Copa, sin opciones de jugar la Final 4 de CERS y la espera de saber si acabará consiguiendo la deseada cuarta posición de la OK Liga -que da acceso a la Liga Europea del próximo curso -, es evidente que este año el Reus Deportiu ha quedado a las puertas de cumplir buena parte de los objetivos que se había marcado a principios de temporada. La dirección deportiva parece ser consciente de la situación y es por eso que prepara una revolución en la plantilla de cara al próximo curso. Por ahora, sólo dos jugadores tienen asegurada su continuidad y se espera que este verano lleguen al menos cinco nuevas incorporaciones. Todo ello, con la intención de volver a hacer del Reus un equipo que aspire a ganar todas las competiciones que dispute.

Esta revolución, sin embargo, no comenzará paso por el banquillo. Los resultados de esta temporada no impedirán a Enrico Mariotti disfrutar de una segunda oportunidad para dirigir el equipo, en la que será su segundo curso como técnico. El mismo Mariotti reconoció después del partido contra el Cerceda que la voluntad del club es que continúe al frente del equipo una temporada, aunque «debemos esperar que el club lo haga oficial». En todo caso, no pudo ocultar su satisfacción, asegurando que «estoy feliz, pero quiero pensar en el presente».

Los cambios en el vestuario rojo-y-negro se verán reflejados, sobre todo, en la confección de la plantilla. A día de hoy, sólo dos jugadores tienen asegurada su presencia en el equipo la próxima temporada: Matías Platero y Raúl Marín. El resto de jugadores tienen el futuro en el aire y no es segura su continuidad. Marc Coy, que finaliza contrato, ha recibido propuestas interesante de fuera y podría acabar haciendo las maletas cuando acabe el curso. También acaban contrato Marc Ollé y Joan Salvat, a quien el club aún les ha dicho si tiene intención de renovarlos. En función de los fichajes que se realicen, uno, dos o incluso los tres jugadores podrían terminar fuera del Reus Deportivo este verano, añadiéndose a Roger Molina y Xavi Rubio -que ya anunciaron que dejarían el club cuando terminara la temporada- en la lista de bajas.

Así pues, el capítulo de altas este verano será extenso. De momento, ya se conoce la llegada de Marc Torra y el retorno de Albert Casanovas. También está apalabrada la incorporación de Pedro Henriques, portero del Benfica, en calidad de cedido. Más allá de estas tres caras nuevas, el club sigue trabajando para reforzar el equipo, fichando al menos uno o dos jugadores más. Además, el perfil que busca la dirección deportiva encabezada por Toni Sánchez es la de jugadores contrastados y con experiencia en equipos punteros de la OK Liga, que harían del Reus Deportivo uno de los equipos más potentes de cara a la próxima temporada.

Fuente: EsportsdelCamp

 

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »