Un gris Liceo salió derrotado inesperadamente de Les Comes, la pista del Igualada, y se complica acabar la temporada liguera en la segunda plaza.
Aunque los de Carlos Gil se mantienen a la estela del ya campeón FC Barcelona, lo hacen con los mismos puntos que el CP Vic, desaprovechando ayer una buena oportunidad de poner tres puntos de por medio respecto a un equipo que visitará Riazor en la última jornada.
Horrible inicio del conjunto verdiblanco, que encajó el primer gol a los tres segundos de partido y, además, de penalti, lo que demuestra una gran falta de concentración. César Vives transformó la pena máxima.

Este tempranero gol lo acusaron mucho los visitantes, que antes del descanso apenas inquietaron la meta defendida por Eladi Deitg.
Las cosas se complicaron un poco más a los cinco minutos de la reanudación, cuando Ton Baliu hizo el 2-0. La reacción del Liceo tardó en llegar; concretamente siete minutos. Jordi Bargalló descontó y sumó una diana más de cara al título de máximo anotador. Pero fue un espejismo. Sergi Pla, de falta directa, devolvió los dos tantos de ventaja al Igualada.
El capitán verdiblanco, de penalti, devolvió la esperanza a su equipo a dos minutos justos para la conclusión, pero, con el Liceo lanzado al ataque a la deseperada, Nil Garreta firmó, en una rápida contra, el 4-2 a 39 segundos del bocinazo final.
La próxima semana, los de Carlos Gil reciben al ya flamante campeón liguero.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!