Ricard Muñoz se mostró indignado con el arbitraje recibido, algo de lo que ya avisó antes de la semifinal ante el Benfica

14-5-2016 | 20:45 H.

El entrenador del Barça estaba muy indignado con el arbitraje que recibió su equipo frente al Benfica. Ricard Muñoz quiso primero felicitarles y analizar el partido: “En primer lugar felicitar al finalista, el Benfica. Le deseo toda la suerte del mundo. Ha sido un partido igualado donde los dos hemos tenido ocasiones. Los dos nos conocíamos muchísimo y finalmente los pequeños detalles han influido. La igualdad ha sido máxima y en muchos momentos hemos sido superiores pero desgraciadamente una vez más tenemos que hablar de algo que no podemos controlar que es todo aquello que no depende de mi equipo».

Bajo esta premisa, Muñoz no se mordió la lengua y habló de robo arbitral: «Al entrar al vestuario tengo la sensación de mucho orgullo por los jugadores que dirijo por como se comportan, por como juegan y por la actitud que tienen, pero también de impotencia ante circunstancias que van más allá de nosotros. Sabíamos que en esta pista ante este rival o ganábamos de cuatro o hoy se iba a seguir lo que parecía un guión preestablecido que era que el partido tenía que tener final y así ha sido», señaló para añadir: «Es como hace dos meses cuando entré un día en mi casa y desgraciadamente alguien había entrado y me habían cogido una serie de cosas mías. Ante esto te sientes violado. Una impotencia ante la impunidad de ciertas cosas. Hoy por desgracia mi equipo se siente violado e impotente.Hemos tenido una prórroga donde pensamos que ha habido situaciones para potar la décima fálta. Han sido diez minutos sin faltas y creo que no ha habido el mismo criterio en las dos áreas».

Ante tal situación, el mister blaugrana insistió en que «estoy muy orgulloso de mi equipo, de poder dirigirles, nos vamos con la cabeza muy alta hemos hecho todo lo que hemos podido y más. Solo me queda felicitar al Benfica porque ha sido un gran partido y un digno finalista como podríamos haber sido nosotros y desearle toda la suerte para mañana”

Destacó la aportación de la cantera blaugrana: “Sin duda hemos tenido en muchos momentos el control del partido. Hemos minimizado a un equipo que lleva una media de siete goles por partido si no me equivoco y que solo ha hecho un gol en casa y de penalty. Creo que hay un dato muy importante: hemos estado muchos minutos con Nil Roca, Xavi Barroso y Aitor Egurrola, tres jugadores formados en casa jugándonos una Copa de Europa ante un grandísimo Benfica con una gran afición es algo a tener en cuenta. En general hoy la lectura es más que positiva para nosotros y toca levantarnos”.

Por su parte Sergi Panadero señaló que estaba «satisfecho del trabajo del equipo, hemos sido valientes, hemos hecho partido completo en ocasiones creo que hemos estado por encima del rival pero los pequeños detalles que no nos han ido a favor, jugadas que se podrían haber pitado dentro del área, pero ya sabíamos que podía pasar». El jugador blaugrana confesó que «esto te deja un mal sabor de boca de que igual se podría haber pitado alguna falta a favor pero ahora nos toca levantarnos, el equipo está jodido porque queríamos ganar pero toca seguir y estoy muy orgulloso de mis compañeros”.

Fuente: SPORT

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »