El técnico del SHUM Balder Técnica, Jordi Rodríguez, habla del descenso del equipo y de que creyeron hasta el final que la permanencia en la OK Liga era posible

El descenso del SHUM Balder Técnica en la primera estatal llegó a falta de una jornada para acabar la OK Liga. Durante casi toda la segunda vuelta estuvo en posiciones de descenso y, tras encadenar once partidos sin ganar, era un firme candidato a perder la categoría. El equipo seguía creyendo en sí mismo y en la posibilidad de mantenerse. El entrenador Jordi Rodríguez explica que, a pesar de que todo el mundo les dio por descendidos, ellos decidieron que no lo estaban y afrontar dos partidos definitivos, en casa contra el Vendrell y en la pista del Voltregà, con muchas ganas y consiguieron dos victorias inesperadas que los mantuvieron vivos. La derrota del sábado en la pista del Vic, sin embargo, los hizo bajar.

Jordi Rodríguez dice que, como entrenador, él tomaba las decisiones, aunque no las ejecutaba, y que, por tanto, es el responsable del descenso. Y explica que durante la temporada ha habido trayectorias que han pagado caras. No puede olvidar que no sumaron ningún punto en las cinco primeras jornadas, y explica que el hecho de que el club mantuvo la confianza a largo plazo les dio aire para ganar tres partidos seguidos y salir de la zona de descenso. Ya en la segunda vuelta tiene claro que la goleada en casa (1-7) contra el Lloret fue un punto de inflexión, y el equipo lo notó.

Un hecho importante y en contra de los intereses del SHUM ha sido que les ha costado mucho ganar puntos en casa. La pista de Maçanet de la Selva es muy complicada, y tradicionalmente los rivales se dejan muchos puntos. En esta liga no ha sido así, y los massanetenses sólo han ganado tres partidos, han empatado uno -los queda el de la última jornada-, y han encajado diez derrotas. Los 10 puntos de casa contrastan con los 17 que han sumado a domicilio, donde han ganado en pistas complicadas como la del Noia, el Igualada, el Vilafranca y el Voltregà, y han empatado en Reus. A pesar de los resultados que le han acabado llevando al descenso, Jordi Rodríguez está contento de los jugadores y de que el equipo haya dado la cara en todos los partidos, exceptuando el derby selvatano en casa contra los lloretenses. Está convencido de que el SHUM volverá a intentar el ascenso lo antes posible.

PROTAGONISTA

Por mucho que nos dieran por muertos cinco jornadas antes del final, superamos los dos primeros ‘match balls’ y en el tercero no lo pudimos hacer
Como entrenador estoy contento y orgulloso de los jugadores por todo el trabajo, no sólo en los partidos, sino en el día a día
Pagamos caros varios tramos de temporada que no fueron buenos.Para mí, el día del Lloret en casa fue un punto de inflexión
Soy el responsable principal de este balance negativo, soy el que toma las decisiones y, por tanto, algo habré hecho mal
Jordi Rodríguez
ENTRENADOR DEL SHUM

Hablar de su continuidad

Los responsables del SHUM y el técnico Jordi Rodríguez tienen pensado reunirse en los próximos días para hablar de su continuidad como entrenador del primer equipo en la nueva etapa de la entidad a la primera estatal. El técnico massanetenses ha explicado que el club: «Ha mostrado su predisposición que yo pueda ser el responsable de volver al equipo arriba.» Jordi Rodríguez dice que tienen que hablar de una serie de condiciones y de mínimos para afrontar la temporada. También dejó claro que su decisión de seguir o no dirigiendo el equipo «no está condicionada por la posibilidad de ir a otro lugar».

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »