El Barça gana el título por tercera temporada seguida, el Vic acaba segundo, un lugar que no ocupaba desde hace quince campañas, y el Reus vuelve a la liga europea

El Caldes entra en Europa en el retorno a la élite

Era el favorito antes del inicio de la competición, demostró su superioridad a lo largo de las jornadas ya tres del final consiguió el título de la OK liga, el tercero de manera consecutiva y el 27º de la máxima categoría. El Barça Lassa volvió a imponer su dominio en la competición de la regularidad. Los datos indican que los azulgrana sólo han perdido dos partidos -fueron seguidos-, y se han mantenido invictos 25 jornadas consecutivas, en el que sumaron 13 victorias seguidas. Detrás se establecieron dos luchas de dos equipsL el Vic y el Liceo luchaban por el subcampeonato y un poco más alejados el Reus Deportiu y el Moritz Vendrell por la cuarta plaza, que clasificaba para la liga europea de la campaña que viene. El conjunto de Osona, que fue líder durante buena parte de la primera vuelta, tuvo el honor de ser el subcampeón, un hito que no conseguía desde la temporada 2000/01. La última plaza para la máxima competición europea de clubes fue finalmente para los reusenses, que en la última jornada derrotaron los Penedès, su rival directo, y lo superó en la tabla.

Los equipos de la mitad de la tabla tuvieron la lucha por entrar en la copa en la primera vuelta, y en la segunda buscaron las cinco plazas -de la quinta a la novena- para jugar la copa de la CERS la próxima temporada . El Vendrell, que quedó fuera de la liga europea, hizo suya la primera en terminar quinto, mientras que el resto se decidieron en la penúltima jornada debido a la igualdad que había, seis puntos de margen entre el sexto y el décimo, lo primero que no accedía. El Cafés Novell Vilafranca, que en esta edición fue el subcampeón de la CERS, la podrá volver a disputar, mientras que los otros tres equipos no habían entrado el curso pasado. Destacó el Recam Láser Caldes, un equipo que este año había vuelto a la máxima categoría después de 36 años de ausencia, y no sólo se mantuvo sin problemas, sino que entró en la copa y luego se clasificó por primera vez en su historia para una competición europea. Fue el auténtico equipo revelación. El Igualada Calaf Grupo y el Noia Freixenet, que el curso pasado quedaron fuera de la CERS, en esta ocasión volvieron. El Voltregà, que se desinfló en el tramo final, y el Cerceda fueron los que quedaron fuera de Europa.

Descenso de los selvatanos

Los dos equipos de la comarca de la Selva, el SHUM Balder Técnica y el Lloret Villa Deportiva, perdieron la categoría, y los acompañó el Vallés Calafell. Los dos conjuntos selvatanos habían subido la temporada pasada y no pudieron consolidarse y mantenerse. En la lucha por no bajar estuvieron implicados en el tramo final de la liga cinco equipos. El Calafell fue el que peor lo llevó ya tres jornadas del final se despidió de la OK Liga, en el que ha militado en las últimas cinco campañas. El segundo en bajar fue el SHUM en la penúltima jornada, y quedaron tres equipos para evitar la última plaza de descenso en el último partido. El Lloret, que no había estado nunca en posiciones de descenso, bajó debido a la diferencia de goles general, ya que quedó empatado a puntos con el ICG Software Lleida, que se salvó. El Enrile Pas Alcoy, que siempre había estado en puestos de descenso, ganó los últimos cuatro partidos y en la última jornada consiguió la salvación.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!