La selección española de hockey patines encara la fase final de la preparación para el Campeonato de Europa de Portugal, en el que quiere volver a recuperar un cetro continental que se le escapó en 2014

La selección española de hockey patines está lista para recuperar el oro europeo que se le escapó en la edición de 2014. Los chicos de Quim Paülsse preparan a conciencia en el CAR de Sant Cugat con la vista puesta en el día 11 de julio, fecha en la que dará inicio el Campeonato de Europa de Oliveira de Azeméis, en Portugal.

No es un equipo que esté acostumbrado a perder y, por ello, las derrotas a manos de Italia en el Europeo de 2014, disputado en Alcobendas, y deArgentina en el Mundial del pasado año, en el que se cayó por un doloroso 6-1 en la final, hacen que las ganas aumenten en el seno de la selección. Tras cinco mundiales seguidos y otros siete europeos consecutivos, ambas rachas ya truncadas, España se presenta en tierras lusas con un objetivo insólito en los últimos años: tratar de recuperar su posición privilegiada en el panorama del hockey patines.

Quizá debido a esta situación desconocida, las ganas son totales en el seno del equipo nacional por firmar un buen campeonato y volver a saborear las mieles del triunfo. “Vamos a Portugal con ánimos absolutos.Tenemos muchas ganas de hacer un buen campeonato, jugar bien al hockey y ser capaces de conquistar el título”, señala Quim Paüls, seleccionador nacional.

“El trabajo hecho es bueno. Sí que es cierto que en partidos y entrenamientos hay momentos de todo, de más y menos regularidad, y en eso estamos trabajando: en que el equipo sea más regular y tenga opciones. Será importante ser regular, sobre todo en el juego. Hay partidos que serán muy igualados y serán complicados”, avisa el seleccionador.

Pese a la dificultad del objetivo, la plantilla afronta con plena confianza el campeonato. Los diez hombres que entrenan a las órdenes de Paüls son plenamente conscientes de que tendrán que luchar hasta el final para ser campeones. “Vamos al Europeo con muchos ánimos. Sabemos que jugar allí será difícil. Estamos entrenando fuerte y tenemos ya muchas cosas claras: el sistema de juego, cómo jugar… Vamos con muchas ganas”, afirma Eloi Mitjans, delantero del Moritz Vendrell.

Será un campeonato en el que cambiará el formato con respecto a la edición de 2014. La liguilla única de seis equipos deja lugar a un nuevo sistema con dos grupos de cuatro equipos. En el A estarán Italia, Alemania, Francia e Inglaterra, mientras que España competirá en el B junto a Austria (rival el 11 de julio), Portugal (12 de julio) y Suiza (13 de julio). En la primera fase solo estará en juego la distribución de los cruces de cuartos de final.

“Hacía tiempo que no se jugaba con este formato. Jugaremos los seis días y creo que será positivo para no perder el ritmo. Esperemos que nos vaya bien jugar partidos, ya que solo hemos podido disputar tres en la preparación, y siempre es bonito jugar”, asegura Carles Grau, quien defenderá la portería de la selección junto a Xevi Puigbí. Ambos contarán con la ayuda de los defensas Ton Baliu y Romà Bancells.

En este formato, Portugal, gran rival por el título, se enfrentará a España ya en la primera fase. El grupo coincide en que puede ser buena esta situación de cara a obtener información sobre un posible encuentro más adelante. ”Creo que nos beneficia enfrentarnos pronto a ellos porque así vamos a ver a qué nivel estamos . Es bueno empezar a tener partidos difíciles de cara a intentar afrontar luego una semifinal o una posible final”, asegura Jordi Burgaya.

Burgaya es la gran novedad de la selección. Una elongación en el abductor de la pierna izquierda dejaba hace unos días fuera de combate aPedro Gil, uno de los buques insignia del hockey español. Así, el joven jugador del Vic era llamado por Paüls para conformar la delantera junto aMitjans, Cristian Rodríguez, Josep Maria Selva y Pau Bargalló.

“Me vino Quim y me lo dijo. Yo, por una parte estuve muy contento, como creo que es normal en cualquier jugador, pero otra estaba un poco triste por Pedro, que al final es el capitán de la selección y es una gran persona.Ningún jugador está contento porque otro compañero se lesione. Pero por mi parte es un placer poder estar en la selección española”, asegura Burgaya.

Para poder construir el juego de ataque estará en la selección Jordi Bargalló, quien confía en volver a recuperar la senda del triunfo. “Las expectativas son máximas. Esperemos poder ganar y volver a traer el título, que es el objetivo. Creo que este equipo se lo merece y después de tantos años de títulos sería bonito ganar de nuevo y hacerlo en Portugal, aunque será muy complicado”, reconoce.

Pese a jugar fuera de casa y no tener que defender el título, los jugadores de la selección no quieren quitarse presión: asumen que España es el candidato número uno para lograr el título. “España siempre es favorita, y más con esta selección. La mayoría de jugadores jugamos aquí, en la mejor liga del mundo, y siempre que España va a un mundial o a un europeo como este caso es favorita”, dice sin dudarlo Pau Bargalló.

A pesar de ello, habrá que ir paso a paso si se quiere recuperar el título. “Nuestro primer objetivo es quedar primeros en la fase de grupos para poder evitar a los rivales más difíciles, pero yo creo que, si no hay ninguna sorpresa, España, Portugal, Italia y Francia estarán en semifinales y los cuatro tendrán opciones”, dice Paüls.

Será en esas eliminatorias cuando ya no se podrá fallar. El sueño, difícil pero posible, arrancará dentro de menos de dos semanas. La gloria europea espera.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »