El Reus La Feria reabrió con la Liga Catalana las vitrinas cinco años después de haber conquistado la OK Liga y ahora ejercerá de anfitrión ilusionado de la supercopa

El Reus La Feria no había conseguido ningún título desde que ganó la OK Liga, el curso 2010/11, y el viernes pasado en Igualada rompió el maleficio conquistando la Liga Catalana, un título que sirve para reforzar el nuevo proyecto del club en una temporada clave institucionalmente, porque habrá elecciones. El Reus, sobre el papel, vuelve a presentar un equipo teóricamente más solvente que en los últimos ejercicios con el que sueña hacer frente al Barça. Es muy pronto para extraer conclusiones categóricas sobre la nave que comanda Enrico Mariotti, pero, de momento, los síntomas son positivos e indican un posible salto cualitativo. Siempre en el contexto de la pretemporada, haber sido capaces de vencer en la final al Moritz Vendrell es una buena señal. El conjunto del Penedès es el otro equipo que se ha reforzado más este año y parece predestinado a luchar en la parte alta.

La gran actuación del nuevo portero Pedro Henriques es otro motivo para el optimismo, aunque el hecho de que el mejor de un equipo en un partido haya sido el portero también es un indicador con ciertas connotaciones negativas. El Reus sobreponerse a la ausencia de Raúl Marín, el pichichi de la última edición de la OK Liga, un jugador del que dependía en exceso el curso pasado. Ahora la plantilla tiene una calidad superior. Marc Torra, el fichaje estelar procedente del Benfica, ha demostrado su capacidad durante muchas temporadas tanto en el Barça como el club campeón de Europa. Alex Rodríguez, otro recién llegado procedente del Voltregà, es un joven relativamente consagrado con talento. Albert Casanovas, un baluarte que ha vuelto después de su aventura en el hockey portugués, y Joan Salvat, héroe con dos goles en Les Comes y jugador de equipo siempre trabajador y valioso, se erigieron en los protagonistas de cara a gol en Igualada. Otro elemento favorable es el reencuentro de Casanovas y Marín, dos de los puntales cuando el Reus fue campeón de la OK Liga hace cinco años. En definitiva, el Reus espera que la sinergia resultante de la suma de sus jugadores desequilibrantes con los que otorgan equilibrio, como por ejemplo Platero y Casanovas, le permita dar un salto cualitativo en la temporada del regreso a la liga europea después de unas cuantas ausencias.

Diecinueve años de sequía

A pesar de tener un palmarés repleto de éxitos que lo sitúa entre los mejores clubes de la historia de este deporte, el Reus vivió una sequía de títulos mucho peor que la de los últimos cinco años. Concretamente, estuvo diecinueve años sin reabrir las vitrinas; entre 1984, cuando ganó la recopa -competició ya desaparecida- contra el Benfica, y en 2003, cuando con Manel Barceló ganó la primera copa de la CERS en una final a doble partido contra el Lleida. El título fue el comienzo de un período de esplendor de una década y nueve títulos: una liga europea -guanyada en 2009, o sea 37 años después de la quinta-, dos CERS (2002/03, 2003/04) , una copa continental (2009/2010), una copa intercontinental (2009/2010), un mundial de clubes (2008/09), una OK Liga (2010/11), una copa (2006) y una supercopa (2006/07 ). El Reus había perdido la última final precisamente en Les Comes (2015) contra el Sporting en los penaltis con el título de la CERS en juego.

El Reus-Barça del sábado, una buena piedra de toque

La primera semifinal de la supercopa se jugará el sábado en la pista del Reus a las seis de la tarde y enfrentará el Liceo -por primera vez en muchos años sin Jordi Bargalló- y el Vic. La segunda, que jugarán el Reus La Feria y el Barça Lassa, comenzará a las nueve de la noche, para mitigar el efecto negativo en cuanto a asistencia que podría provocar la coincidencia con el Reus-Cádiz (18 h) de fútbol. La final se jugará el día siguiente, domingo, a las seis de la tarde. El Barça Lassa es el vigente campeón de la competición, presentada ayer al mediodía con la presencia de los capitanes del Reus Matías Platero y Raúl Marín y del técnico del Barça Ricard Muñoz y del portero Aitor Egurrola, que remarcó que “el Reus se ha reforzado muy bien “. Marín, por su parte, expresó el deseo de que “el título se quede en Reus.” Los partidos de la supercopa se podrán seguir a través de Deporte 3 y por La Red de televisiones locales. La gran novedad televisiva del curso, sin embargo, es que los partidos de liga se podrán ver a través de OK Liga TV, una plataforma de vídeo en directo de pago por 37,95 euros anuales o 9,95 al mes. Primero habrá un periodo de prueba gratuito.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!