El día después de conseguir la primera Supercopa de España para las vitrinas del Liceo, Carlos Gil mantiene su misma filosofía de siempre. Ha vivido mucho en el mundo del hockey: bueno y malo, como entrenador y como jugador, en diferentes equipos…

El día después de conseguir la primera Supercopa de España para las vitrinas del Liceo, Carlos Gil mantiene su misma filosofía de siempre. Ha vivido mucho en el mundo del hockey: bueno y malo, como entrenador y como jugador, en diferentes equipos… Por eso sabe que este título es fruto de mucho trabajo tras una espera de más de tres años. Satisfacción, sí, pero contenida, porque todavía quedan retos por afrontar. Un equipo como el Liceo no se puede permitir el lujo de pensar que la temporada ya está resuelta cuando apenas ha arrancado. Lo siguiente es el comienzo de la OK Liga, el sábado que viene, otra vez en Cataluña, y ante el Girona.

–Tres años y pico después de la OK Liga 2012/2013, el Liceo ya puede decir que es supercampeón de España. ¿Cómo os sentís?
–Estamos muy contentos. La verdad es que llegamos a Reus en un momento en el que no sabíamos cuál iba a ser el rendimiento del equipo. Y teníamos enfrente a grandes rivales. En fin, que no estaban las cosas como para ser favoritos. Jugaban el Reus, el Barcelona, el Vic…, y nosotros con un equipo en formación. Pero todo salió bien, con el aliciente de conseguir un trofeo que todavía no teníamos.

–¿Supone un alivio ganar un título después de tanto tiempo?
–Es algo que hay que verlo positivamente. Todos los años estamos luchando por los títulos. Y ya es algo muy difícil estar siempre arriba. En la Copa del Rey, o en la Liga Europea, por ejemplo, alcanzas los cuartos de final, y de esos ocho equipos solo gana uno. Ya solo llegar ahí tiene mérito. Y, para mí, ganar un título supone el premio al trabajo que han hecho los chavales.

–¿Cuál crees que es la clave de este éxito?
–Cuando disputas una competición de este nivel, las victorias siempre se deciden por pequeños detalles. El equipo con menos poderío suele ser el que falla y acaba eliminado. Eso nos ha pasado muchas veces. Sin embargo, ahora todo ha salido bien. Malián estuvo muy bien parando las faltas directas. Y, en general, los chavales han estado acertados en la Supercopa.

–Se ha hablado mucho de la nueva plantilla del Liceo, de si era una incógnita, de cómo iba a superar la ausencia de un jugador tan importante como Jordi Bargalló… Bueno, ahora ya todo está más claro.
–Creo que la actual plantilla tiene un nivel muy equilibrado. Los jugadores jóvenes que ya estaban van teniendo cada vez un rol más importante; y los que han venido llegan con muchas ganas. Se han adaptado bien. Quizás no habían jugado con nosotros pero nos conocían de fuera. Son jugadores con mucha calidad.

–Tras la victoria del domingo, fueron muchas las felicitaciones que recibisteis. ¿Cuáles fueron para ti las más destacadas?
–Las que recibimos de toda la afición, que nos apoyó mucho, y las de la gente de nuestro deporte. Es bonito tener el cariño de la gente y la admiración de otros equipos, como el Barcelona. Y no solo por las felicitaciones, sino también valoramos los mensajes de aliento que recibimos antes de la final. Por ejemplo, Jordi (Bargalló) nos envió uno, y después su enhorabuena.

–Qué bonito, ¿no?
–Jordi siempre será un referente del Liceo, como Facundo Salinas y otros. Siempre estará ahí. Nos habría gustado muchísimo que hubiese seguido con nosotros. Pero este fin de semana ha demostrado que está vinculado al club y que nos sigue.

–Y ahora empieza la OK Liga.
–Pues sí, hay que seguir trabajando. Tenemos entrenamientos toda la semana y el viernes viajaremos otra vez a Cataluña para el sábado jugar en Girona.

–¿Veis la competición de diferente manera tras este reciente éxito?
–Nuestras aspiraciones son máximas, como siempre. Estar luchando por todos los títulos es nuestra meta. Luego si caen uno o dos o ninguno, ya veremos. Y este título nos tiene que ayudar para ganar confianza y seguridad en el proceso de formación del equipo.

–Enfrente, viejos conocidos y equipos muy fuertes.
–Sí, equipos que son potencias, que nos han llevado jugadores importantes. Ahí está el Barcelona, que el otro día en la semifinal con el Reus tenía varios jugadores que estuvieron con nosotros. Y, en la Liga Europea, el Oliveirense, con Jordi Bargalló y Ricardo Barreiros.

–¿Cómo ves esta temporada la OK Liga?
–En principio hay un equipo dominador, que es el Barcelona. Una vez más, resultará complicado seguirle el ritmo, porque va a perder pocos puntos. Y como aspirantes estamos cinco o seis equipos, destacando al Reus, que ha hecho un gran esfuerzo para tener una plantilla competitiva. Vic, Noia, Vendrell o nosotros también estaremos ahí. Y luego además puede ser que un equipo como el Caldes, o como en su día fue el Cerceda, esté más arriba de lo esperado.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »