Los equipos no podrán ganar por más de seis goles; los demás tantos no contarán para la clasificación.

No hay dudas de que el Mundial de hockey patín de Iquique es un enredo constante. A los inconvenientes por la cancha, el curioso uso de uniformes arbitrales con el escudo de Deportes Iquique y las demoras en la entrega del fixture y de los grupos, se añadió un nuevo problema.

Para el Comité Internacional de Hockey sobre Patines (CIRH), nadie podrá ganar por más de seis goles.

La extraña medida, propuesta por el presidente del CIRH, el alemán Harro Strucksberg, fue adoptada oficialmente. “Se querían minimizar las diferencias entre los más fuertes y los más débiles”, afirma el miembro del comité, el chileno Armando Quintanilla.

“Es decir, un equipo puede ganar 50-0 en cancha, pero para efectos oficiales sólo será 6-0”, explica.

Así, se trata de hacer más equitativo el modelo de clasificación a cuartos de final, donde los dos primeros y los dos mejores terceros accederán, pero los cruces serán determinados por una tabla paralela, en la que el mejor de esos ocho jugará con el peor.

La idea, una más en la lista de complicaciones que ha sufrido el torneo, no cayó muy bien en las delegaciones, quienes apuntan a Strucksberg como el responsable de los constantes enredos. “Él quería que el Mundial se hiciera en Europa y que le dieran ventajas a los equipos europeos por sobre Chile o Sudamérica”, dispara Quintanilla. “Por eso demoró los fixtures o los sorteos, porque buscaba que Chile tuviera un grupo de cuatro y que sólo avanzaran dos”, añade. La polémica no parece detenerse en la Primera Región.

Fuente:  La Tercera

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!