El Vendrell (0/11), el Lloret (0/8), el Vic (0/7), el Voltregà (0/3) y el Vilafranca (0/3) no han marcado ninguna de las faltas que han lanzado en las seis jornadas de la Ok Liga

De gancho, doble gancho, levantando la bola y empalmado-en dos o tres toques, por debajo de las piernas, de disparo directo, un toque y disparo directo, en vaselina al palo opuesto o con un toque sutil raso. Seguramente ya está todo o casi todo inventado. El caso es que los porteros de la Ok Liga están ganando claramente la partida a los lanzadores de faltas directas en las seis primeras jornadas. Se han lanzado, hasta ahora, según los datos de la federación española, 92 faltas directas y se han marcado sólo 22 goles. O sea un 23 por ciento de efectividad sensiblemente inferior al 32 por ciento (196 goles en 608 lanzamientos) del curso pasado. «Ahora mismo es más complicado marcar una directa que un penalti», remarca el técnico del Moritz Vendrell, Jordi Garcia. Su equipo es precisamente el paradigma de la ineficacia en las directas lanzadas, con 11 de fallos. Eso sí, en el sentido inverso, su portero, Roger Molina, se mostró firme y ninguna de las seis que ha defendido ha acabado en gol. Sorprende que el equipo Penedès se encuentre en la tesitura porque tiene buenos especialistas, tales como Roger Rocasalbas -11/22 el curso pasado, Jordi Ferrer, Eloi Medios -gran lanzador de penaltis-o Edu Fernández. Añadiendo las directos de la liga catalana, suman 26 de errores seguidas. «El dato que vale son las de la Ok Liga. La liga catalana es una competición de pretemporada.Rocasalbas no arrojó ninguna, por ejemplo, y algunos jugadores evitaron movimientos para no ser vistos «, matiza Garcia.

La ofuscación y la presión de ir sumando faltas sin marcar es un factor que ahora mismo afecta negativamente varios equipos en un deporte en el que desde que se implantó el nuevo reglamento esta acción y los penales son fundamentales. El Vic (0/7) tampoco ha hecho ninguna y, de hecho, ya tuvo el déficit a bola parada en las semifinales de la supercopa. Tampoco se han estrenado ni el Lloret (0/8), ni el Voltregà (0/3), ni el Villafranca (0/3), ni el Lleida (0/0). Los mejores son el Alcobendas (5/10) y el Igualada (3/4).

Un especialista como el jugador del Caldes Xavi Rovira -de hecho, el máximo goleador de directos el curso pasado con 17 / 37- ha marcado una en ocho intentos. En cambio, Raúl Marín, otro maestro en la materia, ha marcado tres de cinco.Curiosamente, la temporada arrancó con los tres goles en tres intentos de Marín contra Aitor Egurrola (Barça) en la semifinal de la supercopa. «Cada vez hay menos goles en acciones de cuatro contra cuatro y la bola parada tiene más trascendencia.El hecho de que mi equipo haya fallado once es circunstancial y ya lo entrenamos. Pero también es un síntoma que generan situaciones en ataque. Lo que me preocuparía es que no fuera así «, reflexiona Garcia. Los porteros tienen cada vez más clissats los delanteros y estudian incluso cuál es su elección habitual en función del momento del partido. También es una evidencia de que la Ok Liga genera continuamente porteros de mucha calidad.

En cuanto a los penales, el mejor fue el jugador del Alcoy David Gelmà (3/3). El curso pasado, el porcentaje de acierto fue del 39 por ciento, con 136 goles en 348 tiros. Los datos del sitio web de la federación española no están actualizadas, pero todo indica que, hoy por hoy, marcar de penalti es más fácil que de falta directa.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »