El jugador del Patín Vilafranca, Rubén Fernández, fue operado ayer con éxito del hundimiento del pómulo de la cara que sufrió durante el transcurso del duelo entre su equipo y el Reus Deportiu el pasado sábado. Fernández recibió un golpe de bola en una acción fortuita en la primera parte del duelo con los resusencs. La bola le fue a parar a la cara después de un rebote y, enseguida, se vio que el golpe había sido importante.

Después de ser retirado de la pista y trasladado al hospital se pudo comprobar que Fernández tenía el pómulo hundido y también que sufría una fisura. Todo ello obligó a operarlo ayer mismo con buenos resultados. El jugador vliafranquí no sufrirá ninguna secuela y podrá volver a las pistas en un periodo aproximado de un mes. No es descartable que lo tenga que hacer con algún tipo de protección en la cara cuando lo haga.

El mundo del hockey ha hecho aribar su solidaridad al jugador y al Patín Vilafranca por una situación que pudo tener consecuencias más graves. Uno de los principales peligros del hockey patines es, precisamente, el de los golpes de bola que, a veces, salen disparadas sin control por algún rebote o algún rechazo. También se generan situaciones de peligro entre el público por este mismo motivo.

Fuente: eix

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »