Los azulgrana, que ocupan el liderazgo, visitan el segundo de la tabla con la intención de volver al camino de la victoria (Esport3)

La palabra vulnerabilidad es excesiva para atribuirla a que el Barça perdiera martes contra el Reus en casa los primeros puntos de la temporada (6-6) en la duodécima jornada. Pero sí que se podría decir que la pérdida de infalibilidad de los azulgrana, en cierto modo, humaniza la OK Liga y alienta el Vic y el Liceo, sus dos inmediatos perseguidores, que son 6 puntos.Los de Osona intentarán hoy (Esport3, 20 h) en su pista romper la condición de invictos de los de Ricard Muñoz y alterar los biorritmos de una competición que hasta ahora tiene sólo color azulgrana.

El Reus planteó un partido cuerpo a cuerpo y encontró la fórmula para inquietar a los azulgrana por primera vez esta temporada en un partido con muchas faltas, un ataque permanente y muchas acciones a bola parada. Hasta ahora, el método del Vic ha sido totalmente diferente. De hecho, su portero Gerard Camps ya ha cerrado a cero cuatro veces esta temporada, todo un mérito. El conjunto de Ferran Pujalte encadena nueve triunfos seguidos y tres de las victorias se han materializado con un 1-0. La última fue el martes contra el Girona, y antes lo había conseguido también en casa contra el Vilafranca (10a) y contra el Noia (6a). Por ello, el Vic es, con 23 goles, el segundo equipo menos goleado de la liga tras el Barça, que ha recibido 20.

El otro gran partido de la jornada que también afecta a la lucha por el título es el Reus-Liceo. Los rojo-y-negros acaban de empatar en la pista azulgrana, pero en el último partido en casa perdieron contra el Vic. Ante su tendrán un conjunto gallego que hace siete jornadas sin perder, pero que recientemente empató en casa contra el Alcoy, el actual colista. Ambos han cedido puntos contra rivales teóricamente inferiores y luchan por ser más regulares. El Reus, quinto, se podría volver a acercarse con un triunfo en las primeras plazas.

La gran lucha por clasificarse para jugar la copa

Quedan tres jornadas para el final de la primera vuelta -más un partido aplazado entre el Lleida y el Alcoy, y que se decidan los equipos que jugarán la copa. Los cinco primeros ya están clasificados, y las otras tres plazas tienen once equipos que matemáticamente todavía pueden acceder. La igualdad es tan grande que hay ocho equipos con sólo tres puntos de diferencia -una victoria-; y los tres que ocupan la zona de descenso también tienen alguna posibilidad. Sin embargo, los tres que actualmente ocupan estos puestos -el Vendrell, el Caldes y el Lloret, parecen los mejor situados. En esta 13ª jornada los vendrellenses visitan el Vilafranca y con un triunfo se pueden asegurar jugar la copa. El Lloret recibe el Lleida en casa, mientras que el Caldes visita el Manlleu, dos rivales que están en la zona de descenso, y con un triunfo darían un paso importante para la clasificación. El Girona juega en casa contra el Alcobendas, y el Voltregà, que está en racha y encadena cuatro triunfos, visita un Alcoy que hace cinco jornadas sin ganar. Cierra la jornada el partido de mañana entre el Noia y el Igualada, que se podrá seguir en directo por La Red TV.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »