Los socios del Reus Deportivo dan luz verde al quinto año de mandato de Mónica Balsells. El club cierra la temporada 2015-2016 con un déficit de 50.000 euros

Estable dentro de la dificultad. Así se encuentra el Reus Deportiu tras el informe presentado en la Asamblea de Socios celebrada este martes en el Pabellón de Baloncesto de las instalaciones rojo-y-negros. Mónica Balsells, presidenta del club, y su Junta Directiva han presentado los números y trabajo realizado en todos los ámbitos del club a lo largo de una temporada 2015-2016 que ha dejado un déficit de 50.380 euros cuando se preveía un beneficio de 6.080, variación de 56.461 provocado por la nueva sala de cardio y varios imprevistos.

Los números más preocupantes se encuentran a la hora de hablar de la deuda con el Instituto Catalán de Finanzas, cifra que asciende a 1.536.000 euros, aproximadamente. Mónica Balsells ha reconocido que no está al corriente de pago con el ICF: «Sólo pagamos una parte simbólica, de voluntad. Hemos hablado con ellos y es el mismo de cada año: cuando tengamos recursos económicos, haremos frente ». Más contundente se ha mostrado Jordi Salvo, auditor de Rojo & Salvo encargado de la auditoría externa presentada a la Asamblea: «Cuando el ICF empiece a reclamar la deuda, si la tesorería del club ahora está dañada, entonces lo estará del todo ».

 

Una de los otros datos que preocupan la entidad del Baix Camp es la pérdida de 524 socios en los últimos doce meses. De 6687 se ha pasado a tener 6.163, lo que no se traduce en un menor ingreso: el club recibe ahora de sus abonados unos 2.212.600 euros, 30.000 euros más, gracias a que hacen un uso más intensivo de las instalaciones ciones. Más allá del descenso de socios, también cabe destacar la baja presencia en la Asamblea, con sólo 63 socios presentes a la hora de votar. Únicamente un 1% de la masa social del club ha tomado parte de una aprobación contundente de los números cerrados de la temporada pasada (54 votos a favor y 9 abstenciones) y los previstos por la presente campaña (59 a favor y 4 ausencias)

En el otro lado de la balanza se encuentra que el Reus Deportiu, desde la llegada de Balsells y su equipo en 2011, se ha podido hacer frente a 1.376.000 euros de cuota e intereses amortizados de las deudas existentes .En cinco años se ha conseguido desmenuzar las deudas con Banco Sabadell, Caixabanc y, lo más contundente de todos, Hacienda (335.106 euros). Por otra parte, esta temporada 2016-2017 se espera terminar con un déficit de 1.820 euros, mientras que los socios verán como el próximo mes de enero recibirán un cobro de 2,75 euros anuales que corresponderá a un seguro por accidentes que cubrirá a todos los abonados, medida aprobada hace dos años pero que se ejecutará a partir del 2017.

Fuente: EsportsdelCamp

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »