Los errores del Barça han reavivado el campeonato y alimentan las ilusiones del Girona. El Vic, perseguidor principal, tiene una prueba de fuego en Riazor y el Vendrell recibe el Reus

El hecho de que el Barça no haya ganado ninguno de sus tres últimos partidos -dos de la OK liga y uno de la liga europea- lo hace seguramente aún más peligroso, pero a la vez reactiva las ilusiones del CITYLIFT Girona, que no tiene nada perder y sueña en la hazaña hoy en el pabellón de Palau a pesar de ser consciente de la dificultad que entraña siquiera puntuar.

Ciertamente, la decimocuarta y penúltima jornada de la primera vuelta que se ha jugado, se juega y se jugará entre el sábado -Alcobendas-Noia (2-5) -, el domingo -Voltregà-Lloret (1-2) -, hoy -Girona -Barça; Moritz-Vendrell-Reus y Liceo-Vic y mañana -Lleida-Vilafranca; Caldes-Alcoy e Igualada-Manlleu-, tiene muchos alicientes. En los tres duelos de hoy se escenifica la lucha por el título, resucitada por los errores del Barça en casa contra el Reus (6-6) y la derrota en la pista del Vic (6-4). Los de Osona, que acaban de hacer un largo pero agradecido viaje en la liga europea en la pista del Diessbach suizo, visitan hoy el pabellón de Riazor en un partido clave si quieren seguir aspirando a inquietar de verdad los azulgrana, que sólo tienen tres puntos más .

El Barça, objetivamente, no hizo un mal partido contra el Reus. Quizá le faltó más contención cuando dominaba por 6-4 en el tramo final, pero los del Baix Camp jugaron a un gran nivel. Los azulgrana, eso sí, estuvieron muy por debajo de su tono habitual en la primera parte en la pista del Vic, aspecto que también es la consecuencia del gran juego exhibido por los osonenses. En la liga europea, la derrota en la pista del Oporto, además de reversible -si el Barça derrota los portugueses en la próxima jornada será de nuevo líder- puede entrar en los parámetros de la normalidad contra un equipo muy potente. El Barça estuvo bien atrás, pero le faltó capacidad para concretar las acciones de ataque.

Hoy tendrá enfrente el Girona del ex azulgrana Ramon Benito, un equipo debutante en la OK Liga, que arrancó muy fuerte y en la primera jornada derrotó al Liceo en el pabellón de Palau. Poco a poco ha perdido fuelle y en los últimos cuatro partidos sólo ha sumado un punto. Tiene sólo un margen respecto a la zona de descenso y su objetivo no es otro que la permanencia. Su jugador más peligroso delante es Raúl Pelicano, que ya ha hecho 14 goles. Benito, que lamenta que el partido se juegue en Martes porque restará asistencia -es jornada económica-, tiene la posible baja de Marc Gómez por una herida en un pie.

El otro frente abierto es un apasionante Moritz Vendrell-Reus La Feria, que también es una lástima que sea entre semana, porque las gradas se podrían ver afectadas. Ambos equipos luchan por ser cabezas de serie en la copa, condición que tendrán los cuatro primeros clasificados al final de la primera vuelta.

Nuestra liga está muy igualada con ocho equipos con un margen de tres puntos. Nos ha faltado concretar contra rivales directos
RAMON BENITO
TÉCNICO DEL CITYLIFT GIRONA
No podemos perder bolas como nos pasó en Reus, porque el Barça hace mucho daño en las transiciones rápidas
Los últimos malos resultados hacen el Barça más peligroso, sin duda, porque no puede dejar escapar más puntos. Será muy complicado
Si consiguiéramos mantener un resultado igualado a ellos les podrían entrar dudas. Sobre todo debemos evitar las pérdidas por delante.
Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!