La primera vuelta en la OK Liga ha terminado en un santiamén. Hace cuatro días que comenzaba la temporada y sin saber como ya nos hemos pulido la mitad. Con la jornada 15 también ha quedado todo claro en cuanto a la Copa del Rey, como siempre uno de los momentos más atractivos de la temporada en falta de play-off. Barcelona, ​​Vic, Reus y Liceo serán los cabezas de serie y en cuartos ya los esperan Voltregà, Vendrell, Lloret y el anfitrión Alcobendas.

Arriba de todo el Barça parece no tener rival. A pesar de la gran temporada de Vic y Reus, con números de campeón, el Barcelona no falla y es muy difícil seguirle la estela. Ni rozando la perfección parece que haya opción a quitarles el título. El Vic, sin ir más lejos, ha conseguido 34 de los últimos 36 puntos en juego, 11 victorias seguidas y un empate en Riazor. Pero aún así los de Pujalte son a cinco puntos del Barça porque hicieron un mal comienzo de liga con sólo un punto de los primeros nueve. El Reus está a siete puntos del Barça porque, como el Vic y el Liceo, ha tenido lógicas tropiezos. El Barça, en cambio, casi nunca falla. Aún así, hay que agradecer el esfuerzo de los perseguidores para dar aliciente a una liga que quizás sí que necesita un play-off para llegar a un final de temporada digno de cara al espectador.

Ver Vic, Liceo y Reus da gusto. Los de Vic pueden sacar pecho con un equipo con clásicos como Ordeig y Bancells y jóvenes que no paran de sorprender, como Jordi Burgaya o Sergi Llorca. La delantera del Reus es un espectáculo con hombres como Marc Torra y Raúl Marín. El Liceo tiene la habilidad de reinventarse año tras año y se ha salido muy bien, de la pérdida de Paz Bargalló y de su jugador franquicia, Jordi Bargalló.

Por debajo hay que alabar el trabajo del CP Voltregà, que ha hecho una grandísima primera vuelta y está igualado a puntos con el Liceo. Este año volverá a disputar la Copa del Rey. También muy buena nota para el Moritz Vendrell que un año más se ha reinventado y con el técnico Jordi Garcia está manteniendo el nivel de todos estos años en la OK Liga. Jugadores como Navarro, Rocasalbas o Edu Fernández o Roger Molina ponen cara y ojos a vendrellenses. El CH Lloret es el último clasificado para la Copa del Rey aunque no era ni mucho menos uno de los favoritos para hacerlo. La pasada temporada el Lloret bajó en la última jornada, pero acabó manteniéndose y esta temporada, con un equipo joven, ya acumula 20 puntos -el año pasado hizo 30 en todo el curso- que lo acercan al objetivo de la permanencia.

De la mitad de la tabla hacia abajo, más igualdad que nunca para evitar el descenso. El Caldes es quien lo está haciendo mejor, ya que con 19 puntos tiene un colchón de seis hacia el descenso. Los del Vallés disputan la segunda temporada en la OK Liga y ya parecen consolidados. Tras el Caldes, entre el noveno clasificado y el decimocuarto, que es quien marca el descenso, tan sólo dos puntos de diferencia, así que la lucha por mantenerse en esta segunda vuelta será muy interesante o, más bien, angustioso.

Quien lo ha hecho peor en cuanto a puntuación es el Vilafranca, ya que sólo ha acumulado 11 puntos y ocupa el último lugar. La buena noticia es que la zona de salvación está a sólo dos puntos, lo que pone de manifiesto que este año no habrá ningún equipo descolgado. Los vilafranquinos han sufrido este año muchos cambios en la plantilla y Josep Lluís Delriu tendrá trabajo en esta segunda vuelta para darle la vuelta a la tortilla. El Alcobendas es penúltimo con 12 puntos. Hacía años que los madrileños no pisaban territorio OK Liga después de muchas temporadas luchando en la Primera División. Este año, aunque el objetivo es la permanencia, disputarán la Copa del Rey porque son los anfitriones, como ya ocurrió en 1999.

El último equipo a ocupar plazas de descenso es el Girona, que tiene 13 puntos. Los gerundenses, en este primer año en la OK Liga están luchando por la permanencia y han logrado hazañas como vencer el Liceo en la primera jornada de liga o hacer sudar al Barça duro (2 a 3). El precede el Igualada, con los mismos puntos. Todo un histórico que este año lucha por no perder la categoría. Un mal comienzo le situó en la zona roja, entonces los igualadinos se rehicieron, pero dos puntos de nuevo en los últimos partidos la han vuelto a situar con el agua al cuello. Los de Ferran López tienen la misión de acabar la temporada sin sufrimientos.

Por encima está el CP Manlleu, con 14 puntos y fuera del descenso en parte gracias a un gran comienzo de liga con ocho puntos de los doce primeros posibles. Desde entonces los manlleuenses han tenido un andar más irregular. Los puestos noveno, décimo y undécimo, que deberían ser tranquilos, no lo son en absoluto. Los ocupan Alcoy, Lleida y Noia, los tres con 15 puntos, es decir, a sólo dos del descenso. El nuevo Alcoy de Sergi Punset, sustituto del eterno Diego Mir en el banquillo alcoyana, se ha adaptado a un montón de cambios en la plantilla, con bajas importantes como la de Ballestero, Necchi o Marco Povedano. El Lleida, un año más de la mano del experimentado Albert Folguera, siempre planta cara ya excepción de la derrota en el Palau blaugrana (7 a 0) nunca ha perdido ningún partido por más de dos goles de diferencia.

Finalmente, otro clásico con problemas, el Noia Freixenet de Pere Varias. El Noia tiene la misión de mejora en casa, donde sólo ha conseguido cinco puntos, por los diez logrados fuera de su pista. La única victoria, curiosamente, fue una goleada (5 a 0) ante el Reus Deportiu.

Fuente: Okcat

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!