El cuadro azulgrana se sobrepuso al tanto inicial de Gonçalo Alves para vencer al cuadro portugués con goles de Pascual, Bargalló y Ordoñez

Partido crucial para el Barça ante uno de los grandes de Europa, el Porto, y el conjunto de Ricard Muñoz no falló en el Palau. El Barça inició la segunda vuelta de la fase de grupos de la Liga Europea ante su principal rival para lograr el liderato del grupo B, y lo hizo afianzándose en la primera plaza con una victoria de prestigio, importante para rehacerse de la derrota por 2-1 encajada en su visita a los dragones.

Pese al resultado final, fueron los visitantes los encargados de inaugurar el marcador. A los 2 minutos de partido, Gonçalo Alves transformó el dominio del Porto en el primer tanto del encuentro con un tremendo disparo lejano de falta que sorprendió a un Barça todavía dormido.

El Porto salió con una buena defensa individual que dejó al equipo local con dificultades para lograr ocasiones claras de gol. El cuadro luso se hizo más fuerte al contragolpe, pero dos buenas intervenciones de Aitor Egurrola dieron vida al Barça, que empató 1-1 a a los 9 minutos de partido con una buena acción de Matías Pascual a pase del veterano Marc Gual. El argentino sorprendió con un control orientado de espaldas para terminar su acción con un disparo seco que dio aire a un Barça que no se encontraba cómodo en la pista.

El gol dio tranquilidad al cuadro azulgrana, que poco a poco se hizo con el dominio del choque. Guillem Cabestany, que ya sabe lo que es dar bastantes dolores de cabeza a los catalanes en su pasado como técnico del Vendrell, optó por plantear entonces una estrategia clara basada en la solidez defensiva y rápidas transiciones para aprovechar los contragolpes.

 Precisamente, las mejores ocasiones de la primera parte por lado local llegaron cuando los lusos rompieron dicho esquema y asumieron el control del juego con largas posesiones. Panadero tuvo una de las más claras a la media vuelta a falta de cuatro minutos, pero su tiro se marchó desviado. Hélder Nunes, jugador que lideró al Porto en la ida con el gol que dio el triunfo de su equipo (2-1), lo intentó desde la media distancia, pero se encontró con un Egurrola inspirado.

La segunda parte inició de forma trepidante, con una clara ocasión de Matías Pascual y otra para Panadero. En la otra portería, el meta local volvió hacer otra parada de mérito para mantener el empate en el marcador. Pero el más listo de todos fue Pau Bargalló, que logró perforar el muro luso con un tremendo disparo lejano con el que colocó el 1-2 en el marcador.

Los de Cabestany pasaron al ataque en el último tramo del choque y Egurrola volvió a salvar a su equipo en un uno contra uno ante Gonçalves. Lucas Ordoñez transformó une pena máxima que él mismo provocó. El especialista no falló desde la línea de 5.40 y superó a Carles Grau con un tiro fuerte para encarrilar el partido con el 3-1 para los locales. Pocos segundos después el Porto se complicaba la vida con su décima falta y la exclusión de Pinto, pero Grau esta vez sí pudo ganarle la partida a Ordoñez. Hélder Nunes no pudo recortar distancias al fallar una falta directa en los instantes finales, cargados de nervios por un gol anulado a Silva con el que el Porto se despedía de todas sus opciones de salir con un resultado positivo de su visita a Barcelona.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »