Poco botín ha conseguido el Liceo en los enfrentamientos ante rivales directos en la primera vuelta de la OK Liga y en la fase de grupos de la Liga Europea. Cinco partidos, con cuatro derrotas y un empate, es el balance de los de Carlos Gil en este ciclo de compromisos.

Poco botín ha conseguido el Liceo en los enfrentamientos ante rivales directos en la primera vuelta de la OK Liga y en la fase de grupos de la Liga Europea. Cinco partidos, con cuatro derrotas y un empate, es el balance de los de Carlos Gil en este ciclo de compromisos. Lo más grave es que el título de la OK Liga queda ya muy lejos, casi imposible. Pero en Europa los verdiblancos aún pueden hacer grandes cosas, sin olvidar la Copa del Rey. Eso sí, en ambos casos el Liceo necesitará hacer lo que no ha conseguido entre diciembre y enero: doglegar a esos equipos con los que, a priori, se verá las caras en los encuentros más importantes.
Los herculinos no ganan desde que el seis de diciembre derrotaron por 5-1 al Vilafranca en Riazor. Era el último choque antes de enfrentarse a los otros tres ‘gallos’ de la OK Liga: Reus, Vic y Barcelona.
Cierto que. de estos encuentros, dos fueron a domicilio y uno en Riazor. Y que se decidieron por pequeños detalles, e incluso con polémica arbitral. La primera decepción llegó en la pista del Reus. Los tarraconenses, con un 5-2, se vengaron de la derrota en la final de la Supercopa de España, celebrada en septiembre en el mismo escenario.
Después, también el Vic resistió a los herculinos, empatando en Riazor (2-2) y defendiendo la segunda posición.
Finalmente, ya en 2017, el polémico encuentro en el Palau Blaugrana, que podía haber colocado a los coruñeses a solo cinco puntos del liderato. Los de Carlos Gil se adelantaron, pero después el Barcelona se encargó de fortalecer el liderato, con un 2-1 que pone al Liceo a once puntos del primero.
Y, en Europa, las decepciones han tenido un nombre propio: Oliveirense. El equipo de Jordi Bargalló y Pablo Cancela venció a los herculinos tanto en tierras lusas (2-1) como gallegas (6-7), resultados que le permiten tener asegurada la primera plaza del Grupo D. A falta de dos jornadas, el Liceo tendrá que luchar por acabar segundo. Un objetivo asequible, teniendo en cuenta que Breganze y La Vendeenne están a cuatro puntos, y solo faltan seis por disputar.
Pero de momento lo más importante será retomar la senda de la victoria. El sábado comienza la segunda vuelta de la OK Liga y los coruñeses esperan no fallar frente al antepenúltimo, Girona. Eso sí, ojo, porque en la primera vuelta este equipo fue capaz de vencer al Liceo (6-4).

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »