El HC Liceo retoma la competición liguera con la intención de romper una racha de resultados negativos, y el visitante de esta tarde en Riazor, el Girona, se presenta como un candidato adecuado para pagar los platos rotos.

El HC Liceo retoma la competición liguera con la intención de romper una racha de resultados negativos, y el visitante de esta tarde en Riazor, el Girona, se presenta como un candidato adecuado para pagar los platos rotos.
Tres malos resultados ligueros seguidos acumulan los hombres de Carlos Gil: perdieron por 5-2 en Reus, empataron en casa (2-2) contra el Vic y cayeron, en un partido con polémica, frente al Barcelona (2-1).
Maracdores que pusieron en peligro su condición de cabeza de serie en la Copa del Rey, que finalmente mantuvo por una diferencia de cinco respecto al Voltregá en el balance entre goles a favor y en contra, puesto que ambos suman 29 puntos, 11 menos que el líder Barça.
Además, tropezó la semana pasada en casa (6-7) ante el Oliveirense en Liga Europea, resultado que le condena a no poder pelear por el liderato de grupo.
El Girona, que dio la campanada en la primera jornada al superar al Liceo (6-4), solo ha logrado dos triunfos más, frente al Lleida (4-2) y el Caldes (5-2), aunque en su trayectoria reciente perdió por solo 1-0 en Vic, 2-3 contra el líder Barcelona y empató (1-1) en Noia.
Raúl Pelícano, que lleva 16 de los 40 goles del equipo, es su principal amenaza.

Fuente: Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »