Los de García visitan hoy, a partir de las 19.30 horas, el Palau Blaugrana. Se miden a un Barça que pretende cerrar el campeonato cuanto antes

No hay límites para el Moritz Vendrell, que visita el Palau Blaugrana con poco que perder y con la idea de exhibir una actuación convincente en la casa del campeón. Los de Garcia, ya clasificados para la Copa del Rey de Alcobendas, viajan arropados en la ambición y dispuestos para el disfrute de una tarde de esas de frac y corbata, ideales para lucir la mejor cara. Para competir sin complejos.

El Moritz de Garcia casi siempre lo ha hecho. Lo sabe el Barcelona, al que llevo al límite en la primera vuelta, en un partido fratricida que se decantó en mínimos detalles. La última derrota en Vic no empaña un trayecto coherente del Moritz, sexto en la tabla, aunque en progresión para intentar una clasificación más exitosa. La triste eliminación de la CERS ante el Viareggio le aventaja en un dato. No existen más distracciones. El equipo viaja en un objetivo liguero concreto y en el desafío de consolidar un proyecto.

En el Barça son días de confort. Casi siempre es así. Muñoz y sus chicos pasaron un bache de resultados ante rivales directos, pero la seguridad del Palau les ha vuelto la estabilidad. Dos éxitos de postín ante el Liceo y el Porto de Guillem Cabestany consolidan sus aspiraciones. Las del Barça mantienen un nombre clarísimo: títulos. Sin ellos no existe el proyecto.

Los azulgranas ya han puesto la directa para revalidar el campeonato, aunque todavía no lo han sellado. Necesitarán de un esfuerzo mayor, porque la mejora de Vic y Reus les ha recortado la distancia. Eso sí, no lo suficiente para generar inquietud. Y en esas está el Vendrell, que desea hacerle pasar un mal rato al campeón.

Fuente: diaridetarragona

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »