Como ocurre casi permanentemente, Carlos Nicolía fue figura en la victoria 5-3 del Benfica ante el Sorting, por la 13 fecha del campeonato nacional de Portugal. Anotó un gol y además, fue víctima del arquero «Verde», Angelo Guirao que le asestó un golpe descalificador a falta de tres minutos para el final del partido.

No es la primera vez que este portero tiene una reacción agresiva. Ya en el juego de Copa Europea entre el Sporting frente al Forte de Pignatta accionó mal contra un rival y le valió una pena importante. Varios medios portugueses piden una sanción ejemplar o directamente la suspensión definitiva.

Ante el Benfica, debió abandonar la cancha con tarjeta Roja por la sorpresiva e inusual falta contra el jugador argentino.

Fuente: Clásico Deportivo

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »