En febrero jugará dos partidos; el Liceo, al menos cinco

El Liceo sigue cubriendo etapas en un mes de febrero muy exigente. De momento, el primer objetivo ya lo ha conseguido, la clasificación para los cuartos de final de la Liga Europea, tras ganar el sábado al Breganze por 4-7. Lo que resta no es nada fácil. Dos partidos casi seguidos de OK Liga y, a final de mes, la Copa del Rey. En medio, un paréntesis de tranquilidad, la visita de La Vendeenne en el último duelo continental de la fase de grupos y en el que, gracias a la victoria en Italia, el Liceo no se juega nada.

Pero lo demás serán complicados duelos en los que la victoria es necesaria, tanto en la OK Liga como en la Copa del Rey. Y el primer rival será el Lleida, que este sábado visita Riazor a partir de las 19.00 horas.

Un Lleida que tiene un mes de febrero mucho más tranquilo que el equipo verdiblanco. Para empezar, debido a que no disputa alguna de las competiciones europeas, el pasado fin de semana tuvo descanso. Algo que intentará aprovechar en el partido de esta semana. Riazor nunca ha sido una cancha fácil para puntuar. Pero los ilerdenses, que en su último compromiso cosecharon una digna derrota ante el Barcelona (4-6) no descartan dar la sorpresa.

Y es que necesitan los puntos para evitar el descenso. De momento están fuera (cuartos por la cola) pero con solo un punto de ventaja sobre el antepenúltimo (Alcobendas) y dos sobre los colistas (Vilafranca y Manlleu).

En este sentido, el calendario de febrero les favorece porque van a jugar poco y espaciado. Solo dos partidos en todo el mes, el del sábado frente al Liceo y el del domingo 19 en casa contra el Vendrell. No son rivales sencillos, pero disponen de tiempo de sobra para preparar ambos compromisos. Y, debido a que el Lleida no se clasificó para la Copa del Rey, terminará el mes como lo empezó, con descanso.

Situación bien contraria la del Liceo que tras el compromiso frente a los ilerdenses, visitará el martes 14 una cancha nada sencilla, la del Voltregá. Es decir, que mientras el Lleida solo tiene dos compromisos este mes, el Liceo afronta un mínimo de cinco, que pueden ser siete si alcanza la final de la Copa del Rey.

Los verdiblancos pondrán el sábado sobre la cancha de Riazor su pegada y su calidad como grandes bazas; los albiazules, su experiencia y frescura. El Liceo sigue siendo favorito, pero ojo con este rocoso rival.

Fuente:dxt

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »