Caer en semifinales, una ‘tradición’ en los últimos años

Esta semana se celebra en Alcobendas la Copa del Rey. Un torneo que el Liceo ha ganado en nueve ocasiones, pero que en los últimos años no trae buenos recuerdos. El equipo de Carlos Gil ha entrado en una especie de `día de la marmota’ por estas fechas. Mucha ilusión antes, pero decepción después de la Copa. Un año así y al siguiente también. Y al siguiente. Y así durante diez temporadas. Una rutina que intentará romper el conjunto verdiblanco en la presente edición.

Al menos esta temporada ya ha sido capaz de imponerse en una competición de formato parecido, la Supercopa de España. En ella, el equipo coruñés demostró que no tiene por qué fracasar en un torneo basado en superar eliminatorias.

Y aunque después de aquello no ha sido capaz de derrotar a equipos de su nivel (tipo Oliveirense, Barcelona, Reus, Vic o incluso Voltregá), el Liceo quiere darse un homenaje tras unas semanas en las que las decepciones han sido mayoría.

Sin embargo, no será sencillo acabar como el mejor de los ocho candidatos. Nuevamente los equipos más potentes de Cataluña se pueden cruzar en el camino de los verdiblancos. Al menos en esta ocasión, el `Torneo del KO’ es en campo `neutral’, la localidad madrileña de Alcobendas.

También fuera de Cataluña se celebró aquella última Copa del Rey que levantó el Liceo, concretamente el capitán, el mítico Facundo Salinas. Fue en 2004 en Jerez, después de derrotar al Igualada de Llaverola y Guillem Cabestany por 2-0 en la final.

A partir de ahí empezaron los malos recuerdos. En las dos siguientes ediciones el Liceo ni siquiera estuvo entre los ocho participantes. Volvió en 2007, cayendo en semifinales frente al Barcelona por 2-5.

Y, en 2008, más de lo mismo. Derrota en la penúltima ronda frente al Noia (1-3).

La edición de 2009 fue especialmente dolorosa. El Palacio de Riazor acogía la Copa del Rey. Todo estaba a favor para que los coruñeses sumasen su décima corona. Pero no pudo ser. Nuevamente en semifinales, Marc Torra y el Vic se encargaron de apear a los herculinos (1-2).

Por otras circunstancias, el torneo de 2010 también fue decepcionante. A punto de terminar la semifinal contra el Vilanova, el Liceo ganaba 3-2. Y, en un abrir y cerrar de ojos, dos goles del equipo del Garraf apeaba a los verdiblancos de la final.

La derrota en semifinales también se produjo en las tres siguientes temporadas. Los verdugos fueron Barcelona en 2011 (4-1), Noia en 2012 (4-2) y Reus en 2013 (3-3, y 1-2 en los penaltis). Menos mal que unas semanas más tarde el Liceo conquistaba la OK Liga veinte años después del anterior entorchado.

En 2014, los de Carlos Gil cayeron en cuartos frente al Vendrell (0-3 en los penaltis, tras el 3-3 al final del tiempo reglamentario). Y, en las dos últimas ediciones, ha sido el Vic el que ha amargado la Copa a los coruñeses, por 1-2 en 2015 y por 1-4 el año pasado.

Así que los coruñeses lo tienen claro. A romper la mala racha, empezando por el duelo del viernes en cuartos ante el Lloret.

Fuente: dxt

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!