Superó por 4-3 al Reus Deportiu La Fira en una gran final disputada en Alcobendas que sentenció Pau Bargalló, MVP del partido con tres goles

Un gol de Pau Bargalló a 46 segundos del final tras recoger el rechace de un penalti fallado por el propio jugador le ha dado este domingo al FC Barcelona Lassa la 21ª Copa del Rey de hockey patines de su historia tras derrotar por 4-3 al Reus Deportiu La Fira en una gran final disputada en el Polideportivo Amaya Valdemoro de Alcobendas.

Las finales suelen ganarse por pequeños detalles y muy pocos han separado al Barça y al Reus, que ha sido un digno subcampeón y ha puesto en muchos aprietos al equipo azulgrana. Y uno de estos detalles ha sido la actuación de Pau Bargalló, que ha marcado tres de los cuatro goles del equipo azulgrana y ha recibido el MVP al mejor jugador de la final.

Pau Bargalló, hermano menor del ex liceísta Jordi Bargalló, llegó el pasado verano al Barça procedente del propio Liceo para ayudarle a ganar títulos y demostró su madera de campeón con un completísimo partido en el que abrió la victoria de su equipo y la cerró.

Un trallazo suyo al borde del área sirvió para que el Barça se avanzara en el marcador a los ocho minutos de juego y, aunque Matías Pascual logró el 2-0 en el 18 tras una gran asistencia de Marc Gual, un buen Reus no le perdió la cara al partido y, segundos después de que Aitor Egurrola le detuviera una primera falta directa a Raül Marín, el propio jugador reusense metió de lleno a su equipo en el partido a tres minutos del descanso.

El Barça se había ido al vestuario ganando a los puntos y con una ligera ventaja en el marcador tras una primera mitad en la que tuvo más control del juego y más solidez defensiva que un rival que fue creciendose a medida que fue avanzando el partido.

La ambición del Reus, que en los primeros minutos de la segunda parte fue mejor que el Barça y desperdició una segunda falta directa que Egurrola le detuvo a Marín, tuvo su premio a 10 minutos del final con el 2-2 logrado por Albert Casanovas de penalti después de que Pedro Henriques le parara otra directa a Lucas Ordóñez.

Y estos 10 minutos finales fueron los mejores de la final porque, pese al 2-2, ninguno de los dos equipos se conformó con el empate y fue a por la victoria. Pau Bargalló, a 7’27” del final, avanzó al Barça con su segundo gol personal en un disparo lejano que encontró tapado a Henriques.

Pudo empatar el Reus con un penalti que Casanovas erró ante un gran Egurrola a 4’30” del final, tuvo el 4-2 el Barça en el stick de Pablo Álvarez en una falta directa en la que lanzó la bola fuera con 3’50” por jugar y a 1’03” de la conclusión Raül Marín se sacó un golazo de su chistera para marcar el 3-3 en una jugada personal de fantasía que acabó con una media vuelta dentro del área.

El partido olía a prórroga, pero a 46 segundos del final Marc Torra cometió penalti sobre Pablo Álvarez al resbalar y derribarle dentro del área y Pau Bargalló sentenció la final recogiendo el rechace de la bola que había mandado al larguero para marcar el 4-3 que le daría el título al equipo azulgrana pese a que el Reus sustituyó a su portero por un jugador de pista en busca de un milagro que no llegó.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »