Jugó 18 temporadas en el Oporto y ganó trece ligas, y ahora agota los últimos partidos de la carrera al Juventude de Viana

Joan Ignasi Edo, conocido en Portugal como Edo Bosch, cuelga los patines al final de esta temporada a los 41 años tras una larguísima trayectoria. Bosch cierra el ciclo en las filas del Juventude de Viana -el sexto de la liga cinco jornadas antes del final-, después de haber jugado y triunfado dieciocho temporadas en el Oporto, al que recaló con un contrato de dos temporadas y donde se ha establecido. Casado con una portuguesa y con hijos medio portugueses y medio catalanes , el barcelonés tiene una vida profesional paralela al margen del hockey sobre patines que incluye varios negocios.

Edo ha convertido en un referente a Portugal. Angelo Girão (Sporting), titular en la selección, por ejemplo, le ha citado como referente en varias ocasiones. El catalán ha contribuido al renacimiento de los porteros de este país. Hace cuatro días, los grandes equipos portugueses fueron a buscar los mejores porteros catalanes de la OK Liga para dar un paso adelante. Trabal (Benfica) y Puigbí (Oliveirense) son dos ejemplos más. Ahora tanto Girão como Henriques, el portero que vive un gran momento de efervescencia en Reus y que el próximo año vuelve al Benfica, permiten tener más garantías a la selección portuguesa para aspirar a todos los títulos.

Comenzó a jugar a los Maristas de Santos. Tras ser dos veces campeón de Europa juvenil con la selección española (1990 y 1991), fichó por el equipo junior del Barça y, posteriormente, pasó al senior del Vilanova, con el que debutó en la máxima categoría el 1993. Después estuvo tres temporadas en el Reus Deportiu (1994-97) y una en Noia (1997-98), antes de fichar en 1998 por el Porto de Portugal, con el que ha ganado trece campeonatos de liga, siete copas y nuevo supercopas. La gran espina es no haber podido ganar ninguna liga europea: No hemos tenido nunca el punto necesario de suerte para conseguirla. Edo y sus compañeros han perdido siete finales. La más sangrienta fue la del 2103 en casa contra el Benfica, el eterno rival.

Con el Noia ganó la copa de la CERS en 1998 y también la copa. También fue internacional con la selección catalana sub-21 y con la española absoluta, con la que debutó en 1996 y ganó una copa de las Naciones de Montreux (1999). Obtuvo el subcampeonato mundial en Reus 1999 en un torneo en el que comenzó de titular y terminó de suplente de Jaume Llaverola.

Su hijo ha fichado por el Barça

Su hijo Alejandro ha seguido sus pasos y también juega de portero. El próximo curso, pero, militará en el Barça para perfeccionar su nivel. Un caso similar al del jugador Ignacio Alabart, hijo de otro jugador del Reus, Quico Alabart, que envió a su hijo a Barcelona para jugar con el Barça aunque se había formado en el Liceo -está cedido al Voltregà-. La trayectoria de Alejandro, Xano, Edo es hasta ahora muy prometedora. Con sólo 14 años ya fue el portero del equipo sub-17 luso que conquistó el europeo, y ahora, a los 15 años, defiende la portería del segundo equipo del Porto a tercera división.

Fuente: Joan Marti, El Deportivo

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!