El Voltregà y los aficionados le organizaron un acto para reconocer los méritos durante dieciséis temporadas en las que ha ganado 30 títulos

Laia Vives, la portera del Club Patí Voltregà en las últimas dieciséis temporadas, recibió el sábado el homenaje del club y la afición una vez ha anunciado que se retira. Después de jugar un triangular con el actual equipo, ex compañeras e incluso sus hermanos, fue homenajeada en la pista y terminó colgando una de sus guardas en el pabellón de San Hipólito.

Poco amante del protagonismo, y siempre discreta bajo el casco, Laia Vives fue por un día el centro de atención. Los últimos minutos bajo palos los vivió en un triangular amistoso formando equipo con las jugadoras veternes de la plantilla actual y otros exjugadores con las que ha forjado una amistad a lo largo de los años como Carla Giudici, Maria Majó o Tania Pardo. En el tercer equipo, estaban sus hermanos Oriol y Pol y el actual entrenador, Beto Borregan. Con la bocina final comenzaba el homenaje. Pasillo y recolecta de trofeos en la pista. Los 30 que ha ganado en 16 temporadas llevados cada uno por personas diferentes: familia, amigos, aficionados o ex entrenadores.

El último obsequio provenía de la federación catalana, mientras que durante el acto se anunció que la española la distinguirá proprament con la medalla al mérito deportivo. La portera también fue la encargada de poner al día el palmarés que luce una pared del Oliveras de la Riva.

Laia Vives acabó colgando su guarda la pabellón, junto a la de otra portero emblemático en el club: Roger Torelló. La fiesta terminó con la sesión de fotos de todas los participantes con la homenajeada.

Fuente: El9Nou

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!