Trece canteranos del Barça empiezan hoy las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU)

Cuando la dedicación al deporte es muy alta, prácticamente de élite, compaginarlo con los estudios requiere de más responsabilidad y compromiso. De eso son conscientes en La Masia, donde hoy trece de sus residentes empiezan las pruebas de Selectividad (PAU) igual que otros 32.000 alumnos en toda Catalunya. De momento afrontan con serenidad y sin nervios los exámenes más importantes de sus vidas, aunque algunos temen el de filosofía y el de inglés. “Hemos estado trabajando durante todo el año, estoy tranquilo y espero que vaya bien”, comenta Oriol Busquets, futbolista que ya ha debutado en el Barça B y que con un 9,2 de media ha sido la mejor nota de bachillerato. “Es como una final, pero en el Barça estamos acostumbrados a la presión”, añade Gerard Miquel, jugador de hockey patines.

Compaginan una carrera dual, académica y deportiva, un plus para chavales de 17 y 18 años. “Acabamos de entrenar a las 13 horas y tenemos clase de 15 a 20h. Se necesita fuerza de voluntad porque después de comer y cansado cuesta más. Pero es mi obligación”, explica Riqui Puig, futbolista juvenil que esta temporada ha estudiado por primer año en La Masia. Chumi, otro futbolista juvenil, destaca que en el centro azulgrana, adscrito al colegio Lleó XIII, “te dan todas las facilidades y herramientas para poder combinar los estudios con el deporte”. Además de las horas previstas, se les ofrecen clases de refuerzo o técnicas de estudio, recursos para que los deportistas sean autónomos y se autogestionen. “Supone un alto nivel de exigencia, pero lo llevan bien”, explica Ana Merayo, coordinadora del departamento de acción tutorial de Masia 360, que reconoce que no es fácil convencer a deportistas que cada vez tienen el éxito más cerca. “Es picar piedra continuamente. Desde las familias, entrenadores, secretarios técnicos. Entre todos trabajamos para buscar el equilibrio en todas las áreas para que no solo dependan del deporte”, explica la tutora que insiste en el papel clave de las familias para “tener aliados y transmitir el mismo mensaje en lo académico y lo personal”.

De momento, 45 universitarios

Depende de cada caso, serán de seis a ocho exámenes en tres días y esta última semana han intensificado las horas de estudio. “Al ser pocos se trabaja tranquilo”, destacan Raimon Carrasco, jugador de baloncesto, y su compañero Sergi Martínez, que prefiere una carrera online para poder adaptarse mejor.

Los precedentes les acompañan. Hasta ahora han aprobado el 95 por ciento de los estudiantes de La Masia que se han presentado a las PAU. Y es que el Barça tiene 45 deportistas universitarios. Este año, junto a los 13 que se presentan a la selectividad, otros cuatro accederán a estudios superiores desde ciclos formativos. El club, por su parte, les ofrece convenios con universidades para poder adaptar su plan de estudios, además de ayudas económicas.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!