La portera del Voltregà Laia Vives cuelga los patines después de dieciséis temporadas luchando por todos los títulos y de haber ganado veintidós ocho en las competiciones de clubes, los dos últimos año

 La Selva dice que siempre ha querido sumar para el equipo y hacer que se sintiera seguro detrás, y confiesa su punto débil: los penales

Dieciséis temporadas en la élite, veintidós ocho títulos de clubes en todas las competiciones posibles, campeona del mundo y de Europa con la selección española sin haber bajado del podio en las grandes competiciones en los siete años con el combinado nacional. Esta es la tarjeta de presentación de Laia Vives, la portera del CP Voltregà, que con treinta años ha decidido poner el punto final a su carrera deportiva y colgar los patines cuando todavía está en un gran momento de forma: “Hacía tiempo que tenía la sensación que quería terminar bien, que quería terminar en paz conmigo misma. Quiero marchar sintiéndome útil para el equipo y he creído que este era un buen momento. ”

Nacida en Santa Coloma de Farners la primavera de 1987, comenzó a interesarse por el hockey sobre patines y por la posición de guardameta gracias a su hermano Oriol, dos años menor, que se pasaba el día disparando pelotas con el estoy y buscaba alguien que se pusiera a la portería. “Y a mí me gustaba, me ponía allí y mi hermano me chutaba el jardín de casa con un stick y la pelota de tenis, y yo las tenía que parar.” Comenzó a hacer de guardameta en el club de su pueblo, el CH Farners, con ocho años, cuando se creó un equipo femenino y necesitaban portera. Ella dijo que lo quería ser y con el equipo llegaron a jugar en la primera categoría de la liga catalana en la temporada 2000/01, donde militaban los mejores equipos de Cataluña y del Estado. La temporada 2001/02 fichó por el CP Voltregà, con catorce años, y fue la portera titular del conjunto de San Hipólito que ganó el campeonato de España aquel curso, el primero que conseguían ella y su nuevo equipo. A partir de ahí fueron llegando los éxitos y los títulos, y con sus compañeras de club llevaron el conjunto del Voltregà lo más alto posible. La temporada 2007/08 ganaron un póquer de títulos -liga catalana, copa, campeonato de España y copa de Europa (no se había creatl’OK Liga) -, y unas temporadas más tarde, la 2010/11, con las tres grandes competiciones consolidadas -l’OK Liga, la copa y la copa de Europa-, lograron un triplete impresionante. En las dieciséis temporadas en San Hipólito, sólo en dos se quedaron sin levantar ningún trofeo, la 2009/10, en la que fueron terceras de la OK Liga, subcampeonas de la copa y no jugaron la competición europea; y la 2014/15, en la que fueron subcampeonas de liga y copa, y cayeron en los cuartos en Europa.

De todos los títulos que Laia Vives ha conseguido, hay uno que recuerda especialmente, y que es el último que ha ganado: la liga europea de esta temporada en Gijón, que fue la quinta en su palmarés. “Yo sabía que era mi última copa de Europa, y los padres y mi entorno más cercano lo sabían. Salí completamente a disfrutar sabiendo que no la volvería a jugar nunca más. Todas estas sensaciones fueron especiales, fue una copa de Europa especial en el campo del eterno rival, el Gijón, y cerró un poco mi etapa, me hizo mucha ilusión. “Con todas las competiciones que ha disputado y todos los títulos ganados, Laia Vives reconoce que hay una competición que le ha sabido mal no poder jugar, los Juegos Olímpicos. “Como el hockey no es olímpico, me he quedado sin poder disfrutar de ir a unos Juegos Olímpicos, creo que debe ser una experiencia fantástica.”

Las grandes actuaciones en el Voltregà llevaron Laia Vives a la selección española ya la catalana. En 2004 debutó en un mundial y formó parte del combinado estatal hasta el mundial del 2010. Nunca bajó del podio en los cuatro mundiales y los tres europeos que disputó, y ganó el título mundial en 2008 y el de Europa en 2009. con el combinado catalán jugó tres Golden Cups, con dos títulos, y una copa América, en que finalizaron segundas.

Laia Vives no considera que tenga ninguna virtud destacada como guardameta. “Siempre he intentado sumar para el equipo y poner mi granito de arena. Siempre he tenido la suerte que he estado en un club donde han jugado las mejores jugadoras. Simplemente he ido aportando para que el equipo se sintiera cómodo y seguro detrás. “Si que reconoce, sin embargo, su punto débil en la portería: los penales. “Confieso, y lo he confesado siempre internamente al equipo, que lo que peor he llevado es el tema de los penales. Es un tema no resuelto, un tema personal, una sensación extraña, de soledad, al menos para mí. “Sin embargo, y gracias a su perseverancia para ir mejorando siempre, la Selva ganó un gran título en los penaltis. Fue en la liga europea de hace dos años en Manlleu, donde superaron al conjunto local en la tanda de penaltis ii se llevaron el título. “Siempre bromeábamos a nivel de equipo que no habíamos ganado nada en los penales. Y nada mejor que poder romper esa racha en la copa de Europa. ”

Laia Vives deja el hockey satisfecha por lo que ha conseguido deportivamente, pero también por la gente que ha conocido y por las compañeras con quien ha jugado: “No puedo pedir nada más al hockey, me ha dado prácticamente todo.”

Siempre a la élite
Una larga trayectoria llena de títulos y victorias.
28
títulos
de competiciones de clubes ha ganado como guardameta.
16
temporadas
ha militado en el CP Voltregà, y desde el inicio ha estado en la élite.
1
mundial
ganó con la selección española, y también conquistó un europeo.
Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!