Samuel Amado comenzó a jugar al hockey sobre patines a los cinco años en Talleres. Hoy entrena con la Selección de Italia y se prepara para el mundial. Conocé la historia de un hockista que triunfó en Europa.

Tenía tan solo cinco años y su padre lo llevó a Talleres Sport Club para que decidiera qué deporte practicar. “Probé con hockey patín y me gustó desde el primer momento. Fue amor a primera vista”, así describió sus comienzos el jugador Samuel Amado, quien dialogó en exclusiva con Diario Somos.

Su carrera en el club de calle Minuzzi lo llevó a Europa. Cuando egresó del colegio recibió un llamado de Enrique Salinas para que se fuera a Italia. “Necesitaban un defensor en el Salerno y Enrique pensó en mi”, expresó Amado.

A partir de allí comenzó su aventura por distintos clubes italianos. En Salerno salió campeón, luego pasó por el Seregno donde logró el objetivo de mantener la categoría. “Después fui dos años a Novara, de ahí pasé  al Trissino, allí salimos cuartos y quintos respectivamente.  También jugué en Prato donde comencé en la A2 y tras salir campeón jugamos seis años en A1.” continuó.

Después de jugar en esos equipos llegó un momento muy importante en su carrera. Lo contrató el Bassano y tuvo de compañero a Darío Giménez. Se conocieron en Talleres de chiquitos, los volvió a unir el hockey en Europa. “Con Darío jugamos juntos un año en Bassano. Fue algo muy lindo jugar con mi hermano del alma”, reconoció el hockista quien añadió que en Italia son muy apasionados por el hockey patín.

Hace 4 años lo llamaron para formar parte de la selección italiana. “Jugué el torne de Montro, y después me tuve que ganar el puesto para el mundial de Francia. El año pasado jugamos el Europeo en Portugal y logramos el subcampeonato”, indicó Samuel.

El jugador está entrenando con la selección italiana para llegar de la mejor manera al Mundial que se disputará en Nanjing, China, entre el 27 de agosto y el 10 de septiembre. “Desde el 17 de julio venimos entrenando todos los días. Tenemos muchas ganas de hacer las cosas bien”, expresó.

Samuel Amado no se olvida de su Argentina. “Jugué el mundial en Uruguay con la selección argentina Sub 20 y fue algo muy especial”. Tampoco le restó elogios al club donde pasó más de diez años: “Talleres me aportó todo lo que soy hoy”.

Como no podía ser de otra manera, el diálogo culminó con su pasión expresada por este deporte: “El hockey sobre patines es simplemente mi vida”.

Fuente: diariosomos

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!