El club coruñés se enfrentará el 31 de septiembre al Voltregá en semifinales antes del inicio de la OK Liga

El verano se acabó para el Liceo, que volvió la semana pasada a los entrenamientos más renovado que nunca y listo para afrontar la nueva temporada con una parada antes de que comience la OK Liga: las semifinales de la Supercopa.

El equipo tiene preparada una pretemporada intensa, en la que disputará varios partidos antes de la cita que tiene marcada el 31 de septiembre para jugar contra el Voltregá la Supercopa.

Las primera semana ha sido completa, con dos jornadas con doble entrenamiento, en el gimnasio por la mañana y en pista por la tarde. El entrenador, de momento, no ha podido contar con la plantilla al completo, ya que Eduard Lamas y Xavi Mailán aún no se han incorporado al equipo después del Mundial incluido en los World Roller Games, en los que el coruñés Ignacio Alabart también participó.

 Juan Copa coge las riendas del equipo, lo que se convierte en la gran novedad del Liceo esta temporada. Después de cuarenta años vinculado al club, el argentino Carlos Gil abandonó el banquillo y ha sido el coruñés el elegido para ocupar su lugar. Ya conoce muy bien al equipo, en el que fue segundo de Carlos Gil y al que vuelve después de entrenar al Cerceda. «Estoy con muchísimas ganas de explorar lo que me voy a encontrar en una categoría distinta a la que he estado», comentó sobre el gran salto que ha dado en su carrera.

Qué pasará con el juego del equipo es de momento una incertidumbre y la duda sobre si veremos a un Liceo muy diferente aún está por resolver, pero Juan Copa asegura que va a «meter unas cuantas variantes de lo que el equipo lleva jugando hasta ahora». A pesar de la vinculación con el club y de los años junto a Carlos Gil, el coruñés cree que «cada entrenador tiene un concepto de juego» y que es por ello por lo que el Liceo no va a ser el mismo. Quiere preparar bien al equipo, trabajar duro en la pista y encontrar el estilo que más se adapte a todos los jugadores. Tiene muy buenas sensaciones tras los primeros entrenamientos y una gran ilusión «para transmitir a los jugadores».

Pero no es el entrenador el único viejo conocido que vuelve al Liceo. El club ha recuperado al defensa y medio Eduard Lamas, después de dos años en el Barça, y el defensor Sergi Mirás también regresa a la que ya fue su casa. Dejó a los verdiblancos en el 2012 para regresar a Barcelona, dónde se formó. Tras un año allí y dos temporadas en la liga lusa, está de nuevo en el club herculino. El guardameta coruñés Martín Rodríguez completa los fichajes del equipo.

Juan Copa está más que satisfecho con las incorporaciones y asegura que el club «ha sabido cubrir bien los huecos de los jugadores que se han ido». Considera que entrenará a una «plantilla competitiva» que ha tenido «incorporaciones de primer nivel» teniendo en cuenta la hegemonía de los equipos portugueses a la hora de fichar y dentro de las posibilidades económicas que tiene el equipo coruñés.

En cuanto al objetivo, el club tiene marcadas varias metas. A pesar de los cambios y del nuevo entrenador, que es consciente del trabajo y tiempo que requerirá «hasta que los jugadores se adapten», los coruñeses quieren hacer grandes cosas esta temporada y destacar en una liga gobernada por catalanes. «Al ser mi primer año es más difícil, pero tenemos que ser ambiciosos», comenta Juan Copa.

El Liceo quiere estar en la final de la Supercopa y ganar ese primer partido que tiene contra el Voltregá es primordial.

Como cada año, en la Liga luchará por estar lo más cerca posible del Barça y del Reus.

 Además, y después de un tiempo sin disputarla, el club quiere regresar a la final four.
Fuente: La Voz de Galicia

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!