Los clubes y las federaciones tienen que comprar el comité europeo los dos marcadores luminosos del tiempo y unas torretas para señalar los tiempos muertos y las faltas

El Comité Europeo de Hockey Sobre Patines (CERS) ha hecho oficial la aplicación de los 45 segundos de tiempo de ataque de un equipo y, con una serie de otras reglas, entrará en vigor el próximo 1 de septiembre en todas las competiciones europeas de clubes y selecciones. Desde hace un tiempo se ha estado probando la manera de controlar el tiempo de ataque, y la última prueba se hizo en el campeonato de Europa sub-17 que se hizo este verano en Fanano. Hasta ahora los árbitros levantaban los brazos cuando un equipo hacía bastante rato que atacaba, pero nunca era exacto el tiempo que tenía. Ahora cada equipo sabrá que tiene 45 segundos para hacer un ataque y verá cuánto tiempo le queda en un marcador luminoso situado detrás de cada portería. El control de este tiempo se hará desde la mesa de cronometraje.

En esta tabla también habrá otra novedad, ya que se situarán unas torretas luminosas en que se marcará que un equipo ha pedido tiempo muerto y que se le concederá en la próxima parada del juego -marcado con la letra T, y también que a un equipo le queda sólo una falta por hacer antes de que le señalen una falta directa -marcado con la letra F.

Los clubes y las federaciones que participan en las competiciones europeas tienen la obligación de comprar estos aparatos al Comité Europeo de Hockey Sobre Patines y cuidar que funcionen adecuadamente en los partidos. El coste del paquete está valorado en 1.300 euros, pero la CERS ha decidido subvencionar su adquisición con 400 euros para minimizar el gasto de los clubes, que tendrán que hacer un pago de 900 euros.

En las competiciones de clubes, los mismos clubes serán los responsables de la instalación y el buen funcionamiento de los aparatos y si no están en condiciones para estar en servicio en el partido habrá sanciones económicas. Si es por el marcador de los 45 segundos, la multa será de 1.000 euros, mientras que si es por el de las torretas de la mesa, la sanción será de 250 euros.

bolas oficiales

La CERS ha llegado a un acuerdo con la marca Reno para que sus competiciones tengan esta bola como oficial y será obligatoria su utilización. El acuerdo asegura la entrega gratuita de cinco bolas oficiales a todos los clubes y federaciones participantes en competiciones europeas y una bola a los árbitros internacionales. Si los equipos se presentan en la pista con bolas no oficiales, aunque sea para hacer el calentamiento, serán sancionados económicamente con 500 euros la primera vez y 1.000 a partir del segundo.

 

EL COSTE DEL PAQUETE

Vale 1.300 euros, pero la CERS en subvenciona 400 y los clubes deben pagar 900

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!