El pasado sábado escribí un tuit que me han recordado varias personas desde entonces: “Ya sé que unos estáis con el #Angliru y otros con el #RealMadridLevante, pero que sepáis que España es campeona mundial de #hockeypatines’.

Los relevantes eventos que se aglutinaron el fin de semana eclipsaron a un deporte minoritario que normalmente tiene poco foco, pero cuando logra estos oros internacionales, y es con frecuencia, sí asoma en destacados titulares. La Vuelta, el US Open, el EurobasketLaLiga, el Mundial de motos… Con tanta actividad de alto nivel, el éxito del hockey se nos diluyó. Aunque sea unos días después, no quiero dejar pasar la ocasión de hacerle un guiño. No en vano, estamos ante la Selecciónmás laureada del deporte español, con mucha diferencia: 17 coronas mundiales.

El hockey patines ya ganaba cuando no lo hacía ningún otro deporte de equipo. El primer título cayó en 1951, en Barcelona. Luego ninguna otra Selección consiguió hacerlo hasta los años 90. Hoy ya se han conquistado Mundiales en fútbol (uno), baloncesto (uno), balonmano (dos), waterpolo (dos masculinos y uno femenino), fútbol sala (dos)… Pero en los tiempos de sequía, sólo estos patinadores nos traían alegrías. Vaya, en consecuencia, nuestro reconocimiento. Si bien será muy difícil retroceder a aquella época de gloria. Todavía sigue siendo un deporte muy acotado geográficamente. Y, además, perdió su oportunidad de ser olímpico cuando uno de los suyos, Juan Antonio Samaranch, gobernaba en el COI. Actualmente el aire sopla para deportes que conectan más con la juventud.

Fuente: as

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!