Marcó dos goles en la final contra Argentina, el segundo en la prórroga dio la ventaja definitiva para lograr el título

 Dice que siempre creyeron en su juego de ir a buscar el gol, a pesar de las dificultades de los partidos

Debutó en el año 2014.
Después de estar en algunas preselecciones, Berta Busquets debutó con la selección española femenina en el mundial de 2014 en Tourcoing (Francia). El equipo no tuvo una buena actuación, perdió en los octavos de final y terminó noveno. Después, sin embargo, ayudó el combinado nacional a ganar el europeo de Matera 2015 y dos mundiales consecutivos, el de Iquique 2016 y el de Nanjing 2017.

 

Fue una de las protagonistas de la final del mundial contra Argentina e hizo dos goles importantes. El segundo fue en la prórroga (5-6) y dio la ventaja definitiva a la selección española femenina. Berta Busquets nació en Palau de Plegamans hace 22 años, y siempre ha militado en el HC Palau desde que comenzó a jugar a los tres años.

Ya se ha recuperado de las emociones del mundial y del título?
Todavía tengo un poco de resaca del mundial, aunque creo que no he tocado pies en el suelo. Te has entrenado un mes y medio o dos meses para ello, todo el verano, sin vacaciones ni nada porque se lo que tú quieres, y entonces ganas y es adrenalina por la vena. Ahora la rutina de estudiar o trabajar cuesta un poco.
La experiencia y la satisfacción de lo conseguido lo compensa todo?
Sí, totalmente, ha sido brutal. Ha sido un campeonato de los que cualquier jugador de hockey quiere vivir, y no lo cambiaría por nada.
La final con Argentina fue espectacular y casi tuvo de todo. Como se vivió desde la pista?
Fue un partido de los que gusta jugar y gusta ver y vivir. Son partidos con muchos goles, con doce goles en hockey femenino, que es una pasada. Los dos equipos fuimos a buscar el partido, no se fue a especular. Los dos equipos fuimos a ganar desde el primer momento. Fue un partido espectacular y yo me lo pasé súper bien, fue una pasada y, encima, si derrotas en la prórroga un equipo como Argentina, que tiene una calidad bestial, es pura adrenalina por la vena.
Y usted fue una pieza importante, hizo dos goles, el segundo en la prórroga, que las acercó al título.
Sí, bien, esto va a años, a partidos, cada partido sale como sale. Yo tuve la suerte de poder marcar, pero bueno, eso es lo de menos. Lo que vale y lo que es importante es que ganáramos, y si el gol no la hubiera hecho yo lo habría hecho otro.
En todo momento creyeron que la victoria era posible?
Sí. Éramos conscientes de que Argentina tiene jugadoras muy buenas, pero nos entrenamos todo el verano intentando jugar de una manera y realmente vimos que los fondos los podíamos hacer daño. No vimos en ningún momento la necesidad de dar un paso atrás, de decir “vamos a encerrarnos”. Creímos en todo momento que la mejor manera de sacar el partido adelante era jugar a lo que habíamos jugado en toda la preparación, y nos salió bien. Cuando has entrenado muy algo y cruces, a la hora de la verdad no tienes ninguna duda de hacerlo, de ponerlo en práctica.
Fueron al ataque, buscar goles, y dio buen resultado.
Pero habría podido no dar resultado, porque Argentina también jugó en esto y las pobres perdieron. Pero era lo que nos dijo en Ricard [Ares], y nosotros, a muerte con lo que dice el entrenador y lo que habíamos practicado.
La semifinal contra Chile también fue épica con la victoria en los penales …
Fue muy diferente. En el partido de Chile sí sufrimos, porque se adelantaron en la primera parte y ellas sí fueron conservadoras y se defendieron muy bien. Nosotros no estábamos finas de cara a portería, no acabábamos de entrar y fue un partido que tuvimos que trabajar muy contracorriente para sacarlo adelante. Pero lo que decía, al final de tanto creer y insistir pudimos empatar y pudimos ganar.
Fue un mundial con dos fases muy diferentes, la de grupo con goleadas y, después, partidos complicados y al límite.
Ya sucede esto, se van eliminando los equipos que quizás no son tan fuertes. La fase de grupos nos fue muy bien, estábamos muy frescas. Éramos conscientes de que el otro grupo era muy fuerte y que nos encontráramos quien nos encontráramos teníamos que estar muy metidas en el partido para sacarlo adelante, porque en un partido de eliminatoria cualquiera te puede dar un susto.
Jugaron la final el mismo día de la ceremonia de inauguración de los World Roller Games, pudieron ir?
Sí que fuimos. De hecho ganamos, nos dieron la medalla y nos dijeron que el bus salía enseguida. Estábamos celebrándolo con los padres y los que habían venido a vernos y dijimos “ya vendremos con taxi o lo que sea” porque era nuestro momento y lo estábamos disfrutando. Al final nos esperaron y pudimos ir a la ceremonia.
Cómo fue el ambiente en China con estos World Roller Games de todos los deportes de patinaje?
Estuvimos la primera semana, en la que sólo había hockey sobre patines sub-20 y hockey en línea sub-20 y no vivimos mucho el ambiente; de hecho, sólo vimos dos partidos de la sub-20, que fueron los días que no jugábamos. Pero al final tú estás concentrado en tu competición y ya está. Has estado todo el verano entrenando tiene para ello y cuando llegas allí sí lo quieres ver, pero tú estás por tu mundial y el que vive los World Roller Games es el espectador.
Es su segundo título mundial, Iquique 2016 y Nanjing 2017. Personalmente lo ha vivido diferente?
Para mí Iquique fue muy grande, estuvo muy bien, y yo creo que nunca la olvidaré, porque fue el primer mundial que gané, pero Nanjing también. Era una cultura totalmente diferente, también ha sido fantástico el mundial de China. No podría decantarme por uno.
En los dos mundiales se ha mantenido el equipo y se ha cambiado de seleccionador, ha sido importante mantener el conjunto.
De hecho, del mundial del año pasado al de este año han pasado diez meses. El bloque se ha mantenido, y creo que las diez jugadoras son muy buenas. Pienso que es un equipo muy compensado, porque tenemos jugadoras de todo, y quizás en un partido necesitas una más eléctrica, una que cierre más, una que se la juegue u otra más conservadora que te haga jugar bien. Es un equipo con jugadoras para usarlas en cualquier momento. El nuevo seleccionador supongo que ha valorado hacer cambios, pero al final ha tirado por ello. Es muy difícil elegir sólo diez jugadoras.
Y entre todas las diez había dos compañeras de su club, el Palau, Laura Puigdueta y Laura Vicente. Esto le ha ayudado?
Laura Vicente es portera y tiene dos años menos que yo, pero desde que juega la OK Liga juega conmigo. Y con Laura [Puigdueta] jugamos juntas desde los diez o doce años. Creo que sabemos con los ojos cerrados donde estamos en la pista en todo momento. Yo sé dónde está y ella sabe dónde estoy yo, y supongo que es normal, porque hace muchos años que jugamos juntas en el mismo equipo y sabemos cómo jugamos.
Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!