El actual quinto clasificado de la OK Liga arrastraba una sanción en Europa desde la temporada pasada

El Reus Deportiu ha comunicado este viernes que su partido de Copa de Europa contra el Viareggio previsto para el próximo sábado 4 de noviembre (16:00, Esport 3) se jugará en Igualada tras la sanción que el equipo arrastra desde la pasada temporada. Esta se remonta al 26 de noviembre de 2016.

En un partido contra el Sporting, los árbitros detuvieron el juego tras la caída de dos vasos de agua a la pista. Todo ello se produjo en un ambiente caldeado, ya que Pedro Gil había agredido a Matías Platero con el juego parado segundos antes.

Así, la CERS castigó al Reus con una sanción de un partido sin jugar en su cancha y una multa de 2000 euros. De esta manera, el equipo rojinegro ha tenido que buscar una pista alternativa para jugar la primera jornada de la fase de grupos de la Copa de Europa 2017-2018. Esta se disputará en Igualada tras el acuerdo amistoso alcanzado entre los dos clubes, casi un año después del partido que provocó la sanción.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!