El HC Liceo y el FC Barcelona disputarán la final de la Copa del Rey de Hockey Patines, tras imponerse al Igualada Rigat (2-1) y Reus Deportiu (3-1), respectivamente.

Liceo e Igualada protagonizaron la primera semifinal en Lloret de Mar. Los gallegos sacaron partido suficiente de su mejor primer tiempo. En el segundo, aguantaron las acometidas del Igualada, suficiente para hacerse hueco en la final.

Inicio goleador

El Liceo se puso por delante en el marcador, en el minuto 5, por medio de César Carballeida. Un tanto que descentró al equipo catalán y que posibilitó que Eduard Lamas aumentara la diferencia, tan solo dos minutos después.

El Igualada lo intentó, en busca de aminorar diferencia. De tal forma, que cuando ya parecía que al descanso se mantendría el 2-0 en contra, César Vives redujo diferencia, gracias a un penalti, a solo 45 segundos para acabar el primer tiempo.

Tras el descanso, las cosas parecían claras. Un equipo salió a por todas, controlando la posesión, el Igualada, y otro , a dejar pasar los minutos en busca de la ansiada final.

Al final fueron los gallegos quienes cumplieron con su objetivo, evitando el tanto de la igualada, a pesar de que los catalanes tuvieron algunas ocasiones para el empate.

El Barça, finalista

El FC Barcelona será el otro semifinalista de esta Copa del Rey 2018. Los azulgranas tuvieron que trabajar mucho para ganarse jugar el último partido de esta competición. Y es que delante tuvieron a un Reus, que no cejó de buscar sus opciones.

Mucho costó inclinar el marcador hacía un lado. Fue Pablo Álvarez quien puso en franquicia a su equipo (minuto 19). El gol dio tranquilidad a los azulgranas, mientras que el Reus no se desanimó y buscó la portería contraria.

No obstante, volvió a aparecer Álvarez con un segundo gol, que ponía más complicado al Reus su sueño de clasificar para la final. Intentar no dejó de intentarlo. Buscaron la portería rival pero sin éxito, hasta que a falta de poco más de ocho minutos, Alex Rodríguez recortó distancias (2-1). Todo cambio, la tensión y los nervios aumentaban, al igual que la presión ofensiva del equipo rojinegro.

La defensa del Barcelona supo aguantar y su delantera ejecutar al rival. Pau Bargalló marcaba el tercer tanto de su equipo, solo tres minutos después del de Rodríguez. El Barcelona dejaba sentenciado el partido. Más después del penalti fallado por Albert Casanovas.

Fuente: practicodeporte@efe.es

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!