El Liceo volvió a tierras catalanas para retomar la OK Liga. El objetivo es claro: conseguir los tres puntos en Caldes de Montbuí con el objetivo de depender de sí mismo para asaltar el liderato el próximo martes 13 frente al Barcelona en Riazor.

El Liceo volvió a tierras catalanas para retomar la OK Liga. El objetivo es claro: conseguir los tres puntos en Caldes de Montbuí con el objetivo de depender de sí mismo para asaltar el liderato el próximo martes 13 frente al Barcelona en Riazor.
Los azulgrana no juegan partido de OK Liga este fin de semana, pero sí de competición europea, en la pista del Montreux suizo. El día 10 visitarán al Girona, antes de jugar en la pista herculina tres días después.

Por lo tanto, el Liceo tiene hoy la oportunidad de recuperar el liderato, aunque gracias a que su máximo rival tendrá un partido menos.

El Caldes está en este momento en una cómoda situación, undécimo con 23 puntos, a doce de los puestos de descenso. Seis victorias, cinco empates y nueve derrotas, con 47 goles a favor y 57 en contra, es el balance de los de Caldes de Montbuí en las veinte jornadas disputadas hasta el momento.

Los coruñeses también intentarán ganar para olvidar la derrota en la final de la Copa del Rey, y como paso previo a una posible revancha frente a los azulgranas. Eso sí, antes, el sábado 10, cerrará la fase de grupos de la Liga Europea en Lisboa frente al Sporting de Portugal.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »