¿Hacia dónde vamos?Llevo días haciéndome esa pregunta.

Y es que desde hace ya tiempo vivo con una extraña sensación; con esa amargura propia de quien ve como alguien al que quiere se aleja, sin poder hacer nada por detenerlo en esa travesía hacia un futuro incierto, pero oscuro.Nuestro deporte, el hockey sobre patines, parece haber emprendido ya esa peligrosa marcha. No lo digo por decir, no. Lo digo porque ya no me sorprende ver un pabellón prácticamente vacío. Ni me sorprende el poco interés que mucha gente muestra por el hockey, aún diciendo ser seguidores. Ni me sorprende la ignorancia …

Fuente: mundohockey

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »