El Liceo afronta sus últimos cinco compromisos de la OK Liga femenina sabiendo que cada vez hay menos margen de error y que la salvación está todavía a siete puntos.

El Liceo afronta sus últimos cinco compromisos de la OK Liga femenina sabiendo que cada vez hay menos margen de error y que la salvación está todavía a siete puntos. Por ello, el próximo partido es fundamental. Las verdiblancas, antepenúltimas, reciben el sábado en Elviña II a las cuatro de la tarde al penúltimo, el Reus.

Las jugadoras de Estanis García ya derrotaron a las tarraconenses en el partido de la primera vuelta (4-5), y ahora buscarán una nueva victoria.

Sin embargo, para las herculinas está siendo esta temporada todo un calvario jugar en Elviña II. De los 17 puntos que han conseguido hasta el momento, solo tres, los del triunfo ante Las Rozas, han sido cosechados en casa. Los otros catorce llegaron en compromisos a domicilio, gracias a las victorias ante Vilanova, Reus, Vila-Sana y Bigues i Riells, y a los empates en Gijón y Alcorcón.

Así que la salvación pasa por mejorar en casa, empezando por el partido ante el Reus. Las rojinegras tienen ya muy pocas opciones de salvarse. Les quedan seis partidos por jugar, pero han sumado solo diez puntos y están a catorce de la salvación que marca el Girona y a siete del conjunto verdiblanco.
Pero conocen las debilidades de su rival en casa, así que en A Coruña intentarán mantener las pocas esperanzas que todavía les quedan.

Con todo, el partido promete mucha emoción. El Liceo intentará no solo mejorar sus números en Elviña II, sino también su capacidad ofensiva. Y es que la falta de gol es otra de las razones por la que las verdiblancas son penúltimas.

Tras la positiva visita a Cataluña de principios de mes, con tres dianas anotadas ante el Vila-Sana y otras tantas frente al Bigues i Riells, las de Estanis encajaron un 0-3 ante el Solimar Gijón y un 3-1 en Cerdanyola. Frente al Reus necesitarán volver a marcar como en la primera vuelta, cuando lograron cinco goles en la pista rojinegra.

En caso de ganar el sábado, el Liceo se tomaría un respiro, pero todavía quedaría mucho camino por andar para lograr ese objetivo ahora tan complicado que es la salvación.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »