Fuente: MV-La Opinión

Si el Liceo pierde los dos partidos que disputará este fin de semana en Cataluña, hoy en Manlleu y mañana en Girona, descenderá de la OK Liga femenina, pendiente de recuperar la plaza vía liga gallega y fase de ascenso. Pero el conjunto verdiblanco quiere volver a repetir la gesta del año pasado y conseguir la permanencia sobre la pista de la máxima categoría. Lo tiene más difícil, pero no imposible. Y se va quedando sin margen de error. Este fin de semana será decisivo. Un doblete de triunfos, como ya consiguió en su última salida doble, le haría ganar enteros. Sobre todo el partido de mañana porque es contra uno de sus rivales directos. Los otros implicados en la pelea son el Alcorcón y el Bigues.

La situación es la siguiente. Alcorcón y Girona tienen 27 puntos, con cuatro y tres partidos todavía por delante. El Bigues, 26, pero le quedan cinco encuentros por disputar. El Liceo posee 20 y le restan cuatro, dos este fin de semana. No depende de sí mismo ni si suma seis de una tacada. No parece fácil porque hoy (18.00 horas) su rival es un Manlleu que está inmerso en la lucha por el título de la OK Liga femenina con el Hostelcur Gijón, el Voltregá y el Palau. La necesidad es máxima por parte de los dos, pero en la primera vuelta a las catalanas les costó mucho sacar adelante el encuentro en Elviña, donde solo se impusieron por 0-2 gracias a la aportación de Laura Barcóns. El de mañana en Girona (11.15 horas) sí es una final en toda regla. Además ganar de dos goles supone recuperar el golaverage tras el 2-3 de la primera vuelta. Las chicas dirigidas por Stanis han ido de menos a más y este es el fin de semana para la confirmación definitiva y para demostrar que su despertar no ha llegado demasiado tarde. Después le quedarán dos partidos, primero ante un Sferic ya descendido para terminar en casa contra el Voltregá.

Hacer números es complicadísimo porque las combinaciones son múltiples. Lo único seguro es que perder los dos partidos dejaría a las coruñesas sin opciones. Si ganan los dos se pondrían a un punto del Girona, que termina la liga ante Voltregá y Bigues. Empataría con el Bigues, aunque este se enfrenta al descendido Reus y tiene cuatro jornadas más para tomar distancia. Y también se podría a uno del Alcorcón, que tiene un difícil reto ante el Gijón pero que después todavía tiene nueve puntos por disputar. Pero también hay la opción de empatar o perder uno y ganar otro y se depende lo que hagan en sus respectivos enfrentamientos Alcorcón y Bigues. Así que lo mejor es asegurar. Ganar los dos y esperar.

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »