La victoria en Lleida por 2-4 da a los azulgrana la quinta liga consecutiva y la 29ª de su historia

Tras hacer el pleno estatal con Liga. Copa y Supercopa, el reto es ahora la Liga Europea el próximo fin de semana en Oporto

El Barça Lassa se ha proclamado campeón de la OK Liga tras vencer al ICG Software Lleida por 2-4, un triunfo que permite a los azulgrana celebrar el título cuando todavía restan dos jornadas por disputarse.

La derrota del Liceo el sábado en Vic (3-1) había puesto al equipo azulgrana ante una inesperada primera oportunidad para hacerse matemáticamente con el título, oportunidad que los de Edu Castro no desaprovecharon. A pesar de una primera parte muy comedida en la que por momentos el Barça pareció tener la cabeza más en el Dragao Caixa de Oporto, donde el próximo fin de semana disputará la Final Four de la Liga Europea, que en el propio pabellón Onze de Setembre, el tanto de Lucas Ordóñez a seis minutos del descanso dio ventaja y tranquilidad a los azulgrana, bien resguardados detrás por un Aitor Egurrola que a los once minutos sustituyó a Sergi Fernández, aturdido tras un golpe.

En la segunda mitad el Lleida no cesó en su empuje, pero la mayor calidad individual permitió al Barça Lassa aumentar la distancia en el marcador con dos goles de Marc Gual i Matías Pascual. El 0-3 a once minutos de la conclusión parecía sentenciar el duelo, pero un tanto inmediato de Andreu Tomás dió alas a un ICG Software Lleida que se lanzó al ataque y puso el marcador en un puño con el 2-3 de Jordi Creus en un remate a bocajarro. Quedaban siete minutos y el partido recobraba la emoción.

Tras dos certeras intervenciones de Egurrola que frustraron el empate local, la décima falta del Lleida propició la falta directa que Pau Bargalló, a dos minutos del final, convirtió magistralmente en el 2-4, un resultado para el que el bravo equipo de Albert Folguera ya no tuvo réplica. Con la bocina final, el Barça Lassa, que había iniciado el partido haciendo el pasillo al Lleida como reciente y brillante campeón de la Copa de la CERS, pudo celebrar la consecución del título tras un resultado que comporta también la clasificación matemática del Noia Freixenet para la Liga Europea de la próxima temporada.

La celebración del Barça en Lleida fue contenida, ya que el reto mayor para los de Edu Castro está todavía por llegar. Conseguido el triplete de títulos de la temporada en las competiciones estatales (Liga, Copa del Rey y Supercopa), el pleno absoluto pasa ahora por alzar dentro de una semana la Liga Europea en Oporto y recuperar así una corona que se ha resistido a los azulgrana las dos últimas temporadas. El Barça Lassa jugará el sábado ante el Reus Deportiu una semifinal que garantiza la presencia de un equipo catalán ante uno luso (Oporto o Sporting de Portugal) en la final del domingo. Pero antes del reto europeo, toca dar valor a esta OK Liga que aterriza en el Palau Blaugrana por quinto año consecutivo y por 29ª ocasión en la historia del hockey patines azulgrana.

Fuente: SPORT

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »