El hockey perico vuelve a brillar, aunque solo es el primer paso

«El objetivo es que el equipo llegue a la OK Lliga lo antes posible”Bernat Bosch, entrenador del equipo de hockey patines de Seccions Deportives Espanyol, lo tiene claro. Hace poco más de una semana, dieron el primer paso en Santa Margarida de Montbui al vencer en la pista del segundo clasificado por 1-3 para asegurarse el título de Segunda Catalana y el ascenso a Primera Catalana tres jornadas antes de la conclusión del campeonato regular. “Hemos instaurado una cultura ganadora que tenemos que seguir alimentando para volver a quedar primeros”, indicó un míster muy ambicioso, adelantando el objetivo del próximo curso. Tras el ascenso en su primer año de vida con unos números espectaculares -14 victorias, tres empates y ninguna derrota en 17 encuentros, duelos en los cuales se han anotado 169 goles y tan solo se han recibido 33-, el equipo quiere continuar igual y seguir subiendo peldaño a peldaño hasta llegar a la élite. Primera Catalana, Lliga Nacional Catalana y Nacional, las tres categorías que separan al conjunto espanyolista de la OK Lliga. “Hemos de hablar con los jugadores de cara al próximo curso, pero confío en que siga el 80 por ciento del equipo. A partir de ahí, es obvio que nos tenemos que reforzar, pero tan solo se harán retoques”, señaló el preparador perico.
Antes de pensar en todo ello, el equipo tratará de hacerse con la competición copera. Tras disputar la primera ronda y vencer por un claro 1-7 en la pista de l’Alpicat, juegan la última semana de mayo a domicilio ante el Igualada. Si logran el triunfo, se clasificarán para una final a ocho, la cual se disputa en un mismo fin de semana. La Copa la han jugado los mejores 32 equipos de los cinco grupos de Segunda Catalana.

No tan fácil
A pesar de que el Espanyol -llamémosle así a pesar de no estar dentro de la estructura del club- ha arrasado esta campaña, Bernat Bosch admitió que no fue tan fácil como puede parecer desde fuera. “El equipo ha sido muy regular, pero eso no significa que haya sido sencillo. En la segunda jornada empatamos contra el Igualada y en la quinta hicimos lo propio ante el Vilanova en casa; si al siguiente duelo ante el Sant Just perdíamos, nos poníamos siete puntos por debajo de ellos. Ganamos 1-2”, pero un marcador tan ajustado demuestra que no ha habido tanta diferencia. “Los cinco primeros clasificados son buenos equipos, nos han puesto las cosas difíciles”. El entrenador blanquiazul se refiere a HC Montbui, CP Corbera -ante el que se empató a domicilio-, Igualada HC, CP Vilanova y HC Sant Just.
Además de deportivamente, en un vestuario siempre hay roces, sea la categoría que sea. Y más en un equipo recién formado. “Cuando haces un equipo para ser campeón hay muchos números de que no funcione, porque fichas a gente de diferentes equipos que no sabes si se entenderá. Pero estos jugadores, además de ser muy buenos, tienen una calidad humana extraordinaria y hemos superado pequeños momentos de dificultad”, dijo Bosch, orgulloso del comportamiento de su equipo a lo largo de la temporada.
El nombre da prestigio
Bernat Bosch tiene muy claro que el hecho de llamarse Espanyol es muy atractivo, y así lo ha sido para muchos. “No es el club, pero sí los colores y la marca Espanyol, y eso nos permite contar con ciertos jugadores”. Y eso es un extra para los jugadores que, además, son pericos. “Muchos de ellos llevan el Espanyol en el corazón, sienten los colores. Nunca se imaginaban poder defender este escudo y ahora lo están haciendo. Creen en el proyecto y lo sienten, eso es clave”, explicó el entrenador, que desveló que “a algunos los han venido a buscar de otros equipos y no han querido irse”. Un buen ejemplo de ello es Eloy Gaspar, capitán del equipo y campeón mundial con España que jugó muchos años en la OK Lliga y que descolgó el stick para volver a las pistas tras su retiro.
La otra gran fuerza del equipo es la afición. Unos 90 pericos acompañaron al equipo al partido decisivo en la pista del Montbui y cada encuentro hay numerosos seguidores espanyolistas en las gradas. “Cuando nos ha animado nos ha dado la fuerza necesaria para seguir; esperemos que esta ayuda crezca, ya que cuanto más apoyo por parte de la masa social, más imparables seremos. Lo bueno de este deporte es que con muy poco puedes tener mucha visibilidad”. De momento, Bosch está contento con el sentimiento que ha despertado un equipo, recordemos, de nueva creación, que entrena en las pistas del Col·legi Sant Ignasi y juega sus partidos como local en la pista del FC Martinenc. 

Fuente: La Grada

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »