Los coruñeses tendrán que esperar a la última jornada, la próxima semana en Voltregá, para proclamarse subcampeones de la OK Liga

El Liceo tendrá que luchar en la última jornada de la OK Liga, que será la próxima semana en Voltregá, para intentar proclamarse subcampeón después de perder ayer contra el Lleida. Fue un partido loco, marcado por la polémica, en el que se vieron hasta cinco tarjetas azules (los locales Miras Malián y los visitantes CandanedoCreus Cañellas) y en el que los catalanes, vigentes campeones de la Copa CERS remontaron con cuatro goles en los últimos 13 minutos.

Empezó bien el duelo para el Liceo, que se adelantó en el minuto dos por medio de Sergi Miras, quien volvería a marcar, esta vez de penalti, al filo del descanso y Fabrizio Ciocale tuvo la oportunidad desde el punto de falta directa, por azul a Candanedo, para hacer el tercero. Falló y el Lleida acortó antes del paso de vestuarios con un tanto de Andreu Tomás.

A la vuelta el partido se calentó. Cañellas vio azul y Carlo di Benedetto aprovechó la directa para hacer el 3-1. Parecía que el Liceo tenía la victoria de su lado. Se complicó con la azul a MirasCreus hizo el 3-2 y acto seguido, Giménez el 3-3 después de otra azul a Malián. Quedaban diez minutos en los que el Lleida se adelantó con un penalti transformado por Andreu Tomás y puso la puntilla con el quinto, obra de Darío Giménez, que pudo ampliar la goleada pero falló una falta directa a tres minutos para el final.

Con este resultado, el Liceo supera en un punto al Reus en la lucha por el subcampeonato. Se decidirá en la última jornada en la que los verdiblancos visitan al Voltregá y los rojinegros, al Lleida.

Fuente: La Opinión

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »