El cerdañolense Marc Coy es el actual subcampeón de la Ok Liga y la Copa del Rey de hockey patines con el HC Liceo

Marc Coy es uno de los referentes de los jóvenes jugadores del Cerdanyola Club de Hockey . El jugador de 31 años defiende la camiseta del HC Liceo al Ok Liga y cada año disputa las competiciones europeas y, con su equipo, es uno de los favoritos para ganar la Copa del Rey. A pesar de vivir en Galicia y competir en la élite del hockey patines, Coy no se ha desvinculado nunca del club cerdañolense, con quien entrena en las horas libres y organiza un Campus de verano. 

Hacemos la entrevista en el pabellón de Can Xarau. Qué recuerdos tienes de esa pista?

Empecé a patinar aquí. Recuerdo muchos momentos y partidos de niños. Me gusta volver porque ésta siempre ha sido mi ciudad y mi club. Me hizo mucha ilusión poder jugar en la Ok Liga con el Cerdanyola.

 

¿Con qué objetivo inicie el Campus de verano?

Está pensado para mejorar aspectos concretos de los niños: patinaje, técnica individual, tiro exterior … Es el segundo año que hacemos el Campus y en esta edición tenemos más niños que en la anterior.

 

Después de esta experiencia estando con los niños, te ves como entrenador?

Sí, de hecho, tengo el carnet de entrenador de primer año y con 20 años ya entrenaba niños en Cerdanyola y repetí a otros clubes como el Tenerife y el Reus Deportiu. Es una parte que siempre me ha gustado mucho y poco a poco me formando porque estoy seguro de que, en un futuro, entrenaré niños. 

 

En Cerdanyola, el hockey patines ha sido uno de los deportes insignia. Ha cambiado la forma en que la ciudad se relaciona con este deporte?

El ‘Sarda’ es un club histórico, pero Cerdanyola pasó de ser un pueblo donde se vivía mucho el hockey a ser una ciudad donde la gente ya no apunta a los niños a patinar. Es una pena que las categorías inferiores del club han dado jugadores que hemos llegado a la élite como es mi caso o el Sergio Miras, el GEPI, el Borregan … Se demuestra que formando una base fuerte, también pueden subir al primer equipo y fomentar esta parte formativa tan importante.

 

¿Por qué decidiste practicar el hockey patines?

En mi familia nadie practicaba hockey, pero iba con mi madre en la piscina de Can Xarau y siempre que pasaba por delante del pabellón me llamaba la atención como patinaban los niños. Como de pequeño yo era bastante movido, mi madre pensó que quizás así dormiría mejor por la noche y no daría tanto la tabarra.

 

Cuando estabas en la base, pensabas que llegarías donde estás ahora?

No, de pequeño lo que quería era pasarlo bien con los compañeros. A medida que pasan los años, cuando ves que destacas, que te llama el Barça para seguir la formación y que siendo junior ya te quieren por la Ok Liga piensas: «¿Por qué no?». Mi sueño era jugar en la máxima categoría ya cada paso me he ido poniendo retos.

 

¿Qué consejo darías a más pequeños que querrían ser como tú y otros jugadores de Ok Liga?

Sobre todo, que lo pasen bien y disfruten. Es un deporte muy bonito y completo. Es importante que hagan muchos compañeros, que poco a poco se vayan integrando y que sean fieles al club. Hay que tener aspiraciones pero hasta cierto punto. Deben disfrutar porque si no luego llegan las frustraciones.

 

Juegas en La Coruña y antes también habías jugado en Vigo y Tenerife. Como ha sido tomar la decisión de jugar alejado de tu casa?

Es cierto que he jugado en clubes alejados de la familia, pero los veo cuando venimos a jugar cada 15 días en Cataluña. Tengo una parte más aventurera para buscar experiencias nuevas y proyectos ambiciosos donde pueda crecer como jugador y estoy muy agradecido a los clubes que me han dado la oportunidad.

Qué queda y qué ha cambiado del Marco que empezaba a practicar hockey?

Mi carácter siempre ha sido muy luchador y siempre he intentado superarme. Si no tienes retos ni ambición no acabarás de destacar. Quizás esto hizo que, cuando fui al Barça, comenzara a ver el hockey como una opción más profesional.

 

Se puede vivir del hockey?

Durante unos años sí. Está claro que no te harás rico, pero pasas un tiempo de la vida ligado a lo que más te gusta y al deporte, que para mí es fundamental. Estoy muy contento de poder vivir, de momento, del hockey, pero ya pienso en proyectos una vez acabe la carrera deportiva, que tampoco es tan larga.

 

Está cambiando la promoción que se hace del hockey?

Creo que las redes sociales han ayudado mucho porque ahora la información llega a todos con más facilidad. Antes sólo había la radio, el boca oreja y tenías que ir a los pabellones. Ahora también hay muchas televisiones locales y territoriales que emiten los partidos y eso hace que la gente sepa más.

Has decidido seguir una temporada más jugando con el Liceo. ¿Por qué?

En Galicia estoy muy bien y A Coruña es una ciudad muy bonita. Con el club luchamos por todos los títulos, es una plantilla donde todos somos amigos y eso también motiva mi renovación. Es un club que lucha por títulos y eso lo quería en mi carrera.

 

¿Qué balance haces de la temporada?

Hemos sido segundos en la liga, subcampeones de la Copa del Rey, hemos llegado a cuartos de final de la Champions pero queda la espinita de haber podido dar un paso más. No ganamos la liga por detalles y en la Copa también estuvimos cerca. Ahora toca planificar una nueva temporada, arreglar los errores y volver más fuertes.

 

Al Liceo siempre lo vemos luchar por los títulos, pero desde 2013 la Ok Llliga la gana el Barça. Son tan difíciles de batir?

La liga es muy difícil porque tienes que ser muy constante y cualquier pista aporta dificultades. Nosotros hemos pasado gran parte de la liga primeros pero hemos fallado en partidos «tontos» y no dimos la talla final de temporada. Es una liga muy larga y, tanto el Barça como nosotros, estamos obligados a ganar cada jornada.

 

Cada vez es más exigente la liga?

Sí, cada vez es más física y más técnica. Esto te obliga a superarte cada año. El Barça tiene una gran plantilla y eso hace que tengan un plus respecto al resto. Tampoco viajan tanto como nosotros. Pero en ocasiones anteriores ya les hemos ganado, así que podremos hacerlo en el futuro.

 

¿Cuál es tu objetivo personal para la próxima temporada?

Levantar títulos con el equipo. Hace un año que no levantamos ningún título, la última fue la Supercopa. Se echa de menos y luchamos cada día para poder estar en las finales y poder ganarles.

 

Dices que ya piensas en que harás después del hockey. Ves una fecha para la retirada?

No, ni mucho menos. No me lo he planteado. Física y mentalmente estoy bien y siempre me han respetado las lesiones. De momento, con 31 años, creo que me queda mucho hockey para dar. Pero todo jugador sabe que algún día llegará la retirada y no se ha de esconder porque es una forma bonita de cerrar una época de tu vida.

 

Y retirarte a Cerdanyola?

Podría ser una opción, me encantaría. Sería poner punto final a la carrera deportiva desde el lugar donde salí ya un club que quiero mucho.

Fuente: Tot Cerdanyola

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »