Fuente: MV-La Opinión

Hasta 22 marcó España al combinado belga que le sirven para llegar como primera de grupo al decisivo duelo de hoy frente a Italia, el último de la primera fase

Uno, dos, tres… así hasta veintidós. La única incógnita del partido de España ante Bélgica era cuántos goles marcaría, si serían los suficientes para superar a Italia en el liderato del grupo, 18, y así encarar el duelo directo de hoy con el colchón de un empate como resultado válido, o por el contrario se quedaría corto y tendría que jugársela a cara o cruz. Para empezar salió cara porque la selección española ganó por 0-22, se puso primera de su grupo en el Europeo de Hockey que se disputa en A Coruña y aunque el partido contra Italia de esta noche (20.00 horas), que cierra la primera fase, será el que decida, ya parte con una ligera ventaja.

 

La víctima, Bélgica, que encadena una goleada tras otra. La de ayer firmada por Pau Bargalló (6), Raúl Marín (5), Jordi Adroher y Ferrán Font (4), Nil Roca(2) y Eduard Lamas (1). Al meta liceísta Xavi Malián le tocó volver a jugar con poco trabajo, salvo algún disparo de Joeri Mertens, y el coruñés Ignacio Alabart no saltó a la pista por precaución. Lo importante empieza ahora, hoy mismo, y no había por qué forzar, más sabiendo de antemano de la debilidad del rival.

Poco más que un entrenamiento. Los goles iban uno detrás de otro. Al principio, a pares. Dos consecutivos de Jordi Adroher, lo mismo de Pau Bargalló. Repitió Adroher y le siguieron Nil Roca, Ferrán Font, Roca, Raúl Marín con dos en el mismo minuto, Font, Marín, Bargalló, Marín y Font. Borrachera de goles. Quince al descanso. Solo quedaban dos para igualar a Italia, tres para superarla. Y se resistieron un poco en el inicio de la segunda parte, siete minutos sin perforar la portería, no se había visto antes. Pero llegaron. Adroher y dos veces Bargalló pusieron a España líder y remataron Marín, Font, Bargalló y el coruñés Eduard Lamas, que cerró el marcador con la diana número 22 mientras un solitario niño en la grada contagiaba a animar a todo el pabellón. Terminó el encuentro y las dos selecciones se juntaron para hacer una foto. Reconocimiento mutuo. Dos realidades distintas y una única pasión.

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »