Castro refuerza la autoestima de sus jugadores, no rehuye la autocrítica y felicita al rival, el Liceo, en la primera derrota del Barça tras diez meses sin perder

Hacía diez meses, desde el 18 de noviembre en la pista del Reus en la OK Liga (3-2), que el Barça no perdía un partido. Había conquistado, además, los cinco títulos anteriores -había encadenado las celebraciones de la supercopa 2017, la copa, la OK Liga, la liga europea y la reciente liga catalana-, hasta que el domingo perdió contra el Liceo (3-2 ) tras encajar un gol fatídico a diez segundos del final en la final de la supercopa, en la que le faltó juego interior y tampoco pudo correr como es habitual porque el balance defensivo del Liceo fue impecable. «Hemos ganado cinco de las seis últimas finales. No debemos nada a nadie, debemos ser siempre competitivos pero no tenemos la obligación de ganar siempre «, sentenció el técnico azulgrana, Edu Castro. Descontando la liga catalana del curso pasado, en la que el equipo cedió en semifinales, el técnico lo había ganado todo hasta que el domingo en el Ateneo perdió su primera final. A pesar de la lógica decepción, fue escrupulosamente fiel a sus principios en el discurso de la derrota y reforzó sus jugadores, reivindicando que son «los mejores del mundo y han hecho un gran partido contra un gran equipo». Fidel también a su filosofía de respeto, felicitó al rival: «Probablemente el curso pasado el Liceo ya habría podido ganado algún título.» Tampoco rehuyó la autocrítica: «En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » A pesar de la lógica decepción, fue escrupulosamente fiel a sus principios en el discurso de la derrota y reforzó sus jugadores, reivindicando que son «los mejores del mundo y han hecho un gran partido contra un gran equipo». Fidel también a su filosofía de respeto, felicitó al rival: «Probablemente el curso pasado el Liceo ya habría podido ganado algún título.» Tampoco rehuyó la autocrítica: «En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » A pesar de la lógica decepción, fue escrupulosamente fiel a sus principios en el discurso de la derrota y reforzó sus jugadores, reivindicando que son «los mejores del mundo y han hecho un gran partido contra un gran equipo». Fidel también a su filosofía de respeto, felicitó al rival: «Probablemente el curso pasado el Liceo ya habría podido ganado algún título.» Tampoco rehuyó la autocrítica: «En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » reivindicando que son «los mejores del mundo y han hecho un gran partido contra un gran equipo». Fidel también a su filosofía de respeto, felicitó al rival: «Probablemente el curso pasado el Liceo ya habría podido ganado algún título.» Tampoco rehuyó la autocrítica: «En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » reivindicando que son «los mejores del mundo y han hecho un gran partido contra un gran equipo». Fidel también a su filosofía de respeto, felicitó al rival: «Probablemente el curso pasado el Liceo ya habría podido ganado algún título.» Tampoco rehuyó la autocrítica: «En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » «Tampoco rehuyó la autocrítica:» En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. » «Tampoco rehuyó la autocrítica:» En la semifinal contra el Noia nos hicieron un gol a dos segundos del final del primer tiempo y en la final uno cuando faltaban diez. Debemos pensar en esto porque es lo que nos hará crecer. El 2-1 de la final cuando sólo faltaba un segundo de inferioridad también nos ha hecho daño. Han servido una falta, hemos rajado y no la hemos defendido bien. «

Inicio de curso apretado

El Barça iniciará la OK Liga el sábado precisamente en Riazor contra el Liceo y el fin de semana posterior afrontará la final a cuatro de la copa Continental contra el Barcelos, el anfitrión. El otro cruce es el Porto-Lleida.

EL PROTAGONISTA

A los jugadores les diré que son los mejores del mundo. Debemos seguir creyendo en lo que hacemos y en el modelo de juego y volveremos a vencer

LA CIFRA

Hemos hecho un gran partido contra un gran equipo que ha sido favorable al rival. Hemos ganado cinco de los seis últimos títulos y no debemos nada a nadie
En las victorias se debe hacer autocrítica y en las derrotas hay que ser justo en el análisis, reforzar los jugadores y pensar en lo que se ha hecho bien y mal
40
partidos
sin perder: 22 de liga, 3 de copa, 9 de liga europea, 5 de liga catalana y 1 de supercopa

El de Osona Malián, otra vez clave

Hacía dos años, desde que ganó la supercopa en 2016 en Reus contra el anfitrión, que el Liceo no celebraba un título. En aquella ocasión el éxito también estuvo ligado a la gran actuación del portero osonenc Xavi Malián, que el domingo fue elegido MVP del partido. «Si lo dan al portero rival es un síntoma que nosotros no hemos hecho un mal partido», reflexionó Castro. También es cierto que las votaciones se hacen cuando aún faltan algunos minutos y Carlo di Benedetto aún no había hecho saltar la banca. Aunque falló una directa, el jugador francés se ha convertido en una pesadilla para el Barça. Ayer el Liceo hizo unos primeros minutos más bien discretos, lo que sorprendió el técnico azulgrana, que esperaba el inicio habitualmente fulgurante de los gallegos, hasta que el jugador francés entró en escena y el guión cambió. El gol decisivo es una acción clásica de bloqueo y continuación por la derecha del ataque que Miras, maestro en la materia, colgó en el cuadro para que Di Benedetto fusilara bajo las piernas de Fernández. Como recordó el capitán azulgrana Sergi Panadero, el hecho de que el equipo tuviera «nuevo faltas» condicionó la defensa.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »