La OK Liga ya está aquí. Hemos tenido que esperar casi cuatro meses para volver a disfrutar de la que hasta hace poco era la mejor liga del mundo, pero ahora, con el éxodo constante de jugadores a otros países y con la inevitable crisis económica de muchos clubes, esta afirmación está, como mínimo, en entredicho.

Todo ello, y quien no se consuela es porque no quiere, ha favorecido la confianza de muchos entrenadores en los jóvenes talentos que años atrás, en época de vacas gordas, eran muy caros de ver por las pistas. Ahora, en la mayoría de equipos, asoman jóvenes valores que paulatinamente se ganan un lugar en el primer equipo del club para acabar siendo su referentes. Jóvenes que, de hecho, ya hace tiempo que lidian por pistas de OK Liga jugando con los equipos de base, así que no les supone ninguna novedad jugar en Les Comes de Igualada, en el Ateneu de Sant Sadurní,

Uno de los casos más paradigmáticos es el CP Voltregà, un club que por tradición siempre ha cuidado la cantera. No en vano, de allí han surgido gente como Guillem Trabal, Gerard Teixidó, Sergi Panadero, Xavier Malián, Eric Vargas y una lista de nombres que han hecho de este equipo un referente en temas de base. No en vano, la temporada 1969/70 el Voltregà tenía el equipo más joven de aquella primera liga de División de Honor (ahora OK Liga) de la historia y su técnico Zabala, comparaba el club de Sant Hipòlit de Voltregà con el Athletic de Bilbao de fútbol por la forma en que cuida y confía en la cantera, y por la capacidad de sacar jóvenes jugadores sin parar. Eric Vargas, Adrià Ballart, Aleix Molas, Pol Gallifa … Son algunos de los nombres destacados de estos últimos años y ahora hay que añadir los de Pol Manrubia y Gerard Rovira,

Pol Manrubia, buscando consolidarse

Pol manrubio tiene 18 años y es un jugador que ha sorprendido mucho a quienes no lo conocían. La temporada pasada debutó en la OK Liga con el Club Patí Vic. Su debut fue en Igualada en un partido que los de Vic empataron a dos. Manrubio confiesa que este debut supuso un momento mágico para él, un momento especial que nunca olvidará. Él entrenaba con el primer equipo del Vic y esto ya lo hacía feliz. A partir de aquí todo lo que viniera sería bienvenido, pero el debut en la jornada 2 de la temporada 2017/18 fue toda una sorpresa. No sólo para él, sino también para los aficionados del Vic y de otros equipos, ya que el partido fue emitido por Esport3.

Pero los inicios de Pol manrubio son en Bigues i Riells, lugar de donde es originario y donde vive actualmente. De pequeño, en la escuela, alguien llevó unos trípticos para promocionar el club de hockey y luego que llegó a casa dijo a su madre que lo quería probar. Poco lo esperaban en casa, ni siquiera su padre, aunque él ya había jugado a hockey.

Manrubio estuvo en Bigues i Riells hasta el final de alevín de primer año. Entonces desembarcó en el FC Barcelona, ​​donde jugó tres años, hasta infantil de segundo año. Entonces, ya en etapa juvenil, fichó por Patí Vic, donde ha jugado dos temporadas. En su etapa de hockey base ha acumulado bastantes éxitos. Así, ha ganado un Campeonato de España y dos Campeonatos de Cataluña con el Barça y el Vic. También ha conseguido varios títulos territoriales, un buen puñado de subcampeonatos y con la selección de España tiene un subcampeonato y un Campeonato de Europa sub-17. Un palmarés al alcance de pocos jugadores y que seguro aumentará a lo largo de su carrera. Posiblemente lo haga esta misma noche en Viana do Castelo, Portugal, donde juega la final del Campeonato de Europa sub-20 contra Italia.

A finales de la temporada 2017/18 se confirmaba que dejaba el Vic para enrolarse en el proyecto del CP Voltregà. Uno de los principales motivos fue la llamada de Francisco Linares, con quien ya había coincidido en su etapa en el FC Barcelona. Linares le transmitió confianza, una confianza que, de hecho, era mutua. La idea de jugar en un equipo con jugadores jóvenes y con otros con experiencia le sedujo para fichar por un equipo que, además, jugará la WS Europe Cup, la antigua Copa de la CERS. Manrubio vio a San Hipólito un buen lugar para aprender y dar el paso para consolidarse en la OK Liga.

Pero marchar del Vic no fue fácil. Pol manrubio explica que le supo muy mal dejar este club porque lo trataron muy bien y deja un montón de amigos. Siempre estará agradecido al club que le dio la oportunidad de debutar en la OK Liga. Allí tuvo fuerza minutos, en algunos partidos muchos, en otros pocos, pero ahora es consciente de que llega a un lugar nuevo y que hay que ir a paso. En sus palabras, espera jugar los minutos que se gane los entrenamientos y los partidos. Tiene muy claro que si lo hace bien y confían en él, tendrá muchos.

Pero el debut en el Voltregà todavía no se ha producido. Ni los entrenamientos ni a los partidos para que en Pol ha sido entrentant duro cada tarde en el CAR de Sant Cugat con la selección sub-20 para preparar el Europeo de Viana do Castelo que comentábamos más arriba. Él considera que esto no le perjudicará para ganarse el lugar, por el contrario, cree que esto le ayudará a empezar muy fuerte físicamente. En la selección de España está muy a gusto, disfruta de lo lindo y sus compañeros son como una familia porque juegan juntos desde pequeños.

Pol manrubio se define como un jugador explosivo, rápido y directo a portería. Se considera un jugador de enfrente, su virtud son el patín y el atrevimiento: es un jugador descarado y le da igual quién tenga delante. Si ve la opción de hacer gol, se la juega. Es por ello que se considera admirador de jugadores como Ferran Font o Roger Acsensi, grandes profesionales, jóvenes y expertos siempre dispuestos a probar cosas sobre la pista. También se refleja en jugadores como Ignacio Alabart, Pau Bargalló o Sergi Panadero, de quien admira que después de tantos años en el Barça siga al máximo nivel.

Pero manrubio también tiene cosas que mejorar. Sabe que tiene que mejorar la condición física y aspectos tácticos como la defensa interior. Sabe muy bien que tiene que ir aprendiendo porque tal como nos cuenta, llegar a la OK Liga no es nada fácil, pero lo es mucho menos mantenerse. Anote su nombre: Pol manrubio.

Gerard Rovira, un diamante para pulir

Gerard Rovira es de Roda de Ter y tiene 19 años. Comenzó a patinar a su pueblo muy pequeño, cuando tenía cuatro años. No viene de una familia de tradición hoqueística, pero un amigo decidió probar esto del hockey sobre patines, le gustó y arrastró en Gerard porque también se apuntara. Al Rueda hicieron equipo y jugaron todo un grupo durante un buen puñado de años, hasta infantil de segundo año. Entonces el equipo se deshizo y algunos jugadores fueron al Manlleu y otros, como él, fueron al Voltregà. Así, con 15 años, Gerard llegó a San Hipólito donde, a pesar de ser infantil, el pasaron directamente a un juvenil de primer año.

Este año tendrá un rol bastante parecido al de la temporada pasada, es decir, jugará con el júnior y con el equipo de Primera Catalana, y completará la alineación del equipo de OK Liga. El año pasado ya se le pudo ver en algunos partidos en el banquillo, pero aún tiene pendiente debutar, así que este año seguirá trabajando fuerte para convencer Francisco Linares y conseguir los primeros minutos. De hecho, el técnico ya le ha dicho que todo depende sólo de él y de momento ya ha jugado en los partidos de Liga Catalana. Por si acaso, Gerard Rovira ya tiene a punto las pastas, ya que es tradición que los debutantes en la OK Liga en lleven una bandeja el entrenamiento siguiente del debut. No será la primera vez para que Rovira ya llevó el año pasado cuando sí que debutó en la Copa CERS. Fue a San Hipólito contra el Remscheid en la vuelta de los dieciseisavos de final. Aquel día fue redondo porque incluso marcó. Fue su primer gol con el primer equipo del Voltregà en un partido que terminó 8 a 1. Un recuerdo imborrable.

Los fines de semana de Gerard son intensivos de hockey porque suele combinar partidos con el júnior y el equipo de Primera Catalana, con los que dispone de muchos minutos. Además, acompaña también el primer equipo. Los entrenamientos de cada semana los compagina con los estudios diarios de cocina que acabará este curso 2018/19. Para este curso con el primer equipo sólo desea tener minutos y por eso se ha metido entre ceja y ceja trabajar muy fuerte para conseguirlo. Todavía es joven y es consciente de que será difícil, pero luchará para hacerlo posible. Con el equipo junior espera disfrutar de un buen año y ir a campeonatos. Gerard ya sabe qué es disputar un Campeonato de España -lo hizo con el Voltregà en su primer año- y Campeonatos de Cataluña -en jugó cuatro con el Roda-. Pero tiene la espina clavada de no haber ganado ninguno, así que este año será uno de sus retos. También espera hacer un buen papel con el Primera Catalana, con quien desea estar en los puestos de privilegio y luchar por el ascenso a la Liga Nacional Catalana.

Gerard es un jugador al que gusta mucho tener la bola y repartir juego, dar velocidad cuando toca, poner pausa cuando conviene. Le gusta más jugar a detrás que delante, pero es bastante amigo del gol, ya que en solo hacer más de una treintena por temporada en todos los partidos que llega a jugar cada temporada. De pequeño uno de los jugadores con los que más se fijaba era en Gerard Teixidó. También es admirador de hombres consagrados como Marc Torra, Jordi Adroher o Pablo Álvarez. Considera que de estos y de muchos más puede aprender cosas todos los días, incluso los que juegan las ligas extranjeras de las que mira resúmenes siempre que puede a través de la red.

Aunque aún falta para verlo consolidado en el primer equipo, Gerard ya ha pisado un montón de pistas de Cataluña y España, incluso las más lejanas de Alcobendas y Alcoy. Posiblemente sólo le falta Riazor, en A Coruña. De lo que sí tiene muchas ganas es el regreso de los Play-off en la OK Liga, le encantaría algún día disputarles porque considera que son la parte más espectacular y más atrayente de la temporada. Anote también su nombre: Gerard Rovira.

Fuente: Marlon Cátedra MONTAJE: Joel Tio Bujan

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »