El mejor club de la década de los noventa vuelve a ser líder de la OK Liga, un privilegio que no tenía desde el 25 de noviembre de 2000

El liderazgo de la OK Liga cerrando a cero, el gol inicial del retornado del Porto Ton Baliu y el debut de un chico de 15 años, Martí Busquets, que marcó nada más salir, son ingredientes que remarcan el protagonismo y la singularidad del arranque de curso del Igualada Rigat. El equipo de Ferran López vivió sábado a las Comes un debut soñado de guión cinematográfico. Un 5-0 contra el Vic que le permite ver la liga desde lo alto gracias al triunfo más amplio de la jornada.

El equipo de la Anoia, campeón cinco veces de la competición entre el 1989 y el 1997 y probablemente el mejor club del mundo durante la década de los noventa, no era líder de la OK Liga o de la división de honor, como se denominaba antes, desde la jornada 12 de la temporada 2000/2001 -el 25 de noviembre de 2000-, la última en que las victorias valían dos puntos. Es curioso que el técnico del segundo clasificado actual de la OK Liga, el Lleida Lista, sea precisamente Albert Folguera. Tenía a sus órdenes Llaverola, Santi Carda, Montferri, Guillén, David Cáceres, Cabestany, Polan y Pep Torras. El portero suplente era Jordi Mellado. Lo único que sigue en activo es Llaverola, que el sábado dio otra lección de profesionalidad jugando en Caldes con el CITYLIFT Girona después de la muerte de su padre.

El Caprabo Igualada HC era líder empatado a 21 puntos con el Barça pero con el coeficiente general favorable porque tenía un +42 y los azulgrana tenían un +34. El equipo de la Anoia también había sido el primer clasificado en las jornadas 7, 8, 10 y 11. A continuación, encadenó tres derrotas y terminó segundo la liga regular, a 14 puntos del Barça, que fue el campeón , delante del Vic. La gran novedad de aquel curso fue la recuperación del play-off , que no se jugaba desde la campaña 1995/1996. El Igualada perdió los cuartos de final contra el Voltregà.

No es la hora, evidentemente, de hacer volar palomas, pero la cuenta de Twitter del club exteriorizaba el sentimiento de alegría y satisfacción: «Hay que decir que nos gusta mucho esta clasificación.» Ha llovido mucho y por el camino del Igualada ha tenido que pasar situaciones complicadas que hacen que el momento actual sea aún más agradable, aunque sea tan sólo una primera jornada y que el liderazgo sea, de momento, anecdótico. Ningún otro equipo saldó el debut sin recibir un gol, aspecto que refuerza el trabajo defensivo del grupo y del portero Elagi Deitg, que el curso pasado ya hizo un recital.

El triunfo se hace aún más coral porque cinco jugadores -bala, Bares, Plan, Tety y Busquets, por este orden marcaron los cinco goles de un bloque sólido y mejorado con el fichaje estelar del todoterreno Ton Baliu, jugador de carácter que vuelve a casa después de dos años en Portugal. Todo ello reafirma el proyecto de un grupo que el sábado jugará en el Ateneu de Sant Sadurní, una de las pistas más complicadas de la OK Liga.

 

Busquets, paradigma de precocidad

Con 15 años, nueve meses y nueve días, Martí Busquets se convierte en el segundo jugador más joven de la historia del Igualada que debuta en la OK Liga, después de Juan Carlos, que inició su trayecto a la élite con 14 años, ocho meses y 14 días. Campeón de Cataluña y de España con el equipo infantil del club, supo aprovechar la oportunidad. «Era allí donde debía ser y estuve muy contento cuando marcó, el mérito es suyo. Carlos y yo nos giraron y nos dijimos: «Ha marcado el niño no ?, ha marcado el niño!» Y nos pusimos muy contentos. Nos viene una hornada que debemos aprovechar, pero sobre todo deben tener los pies en el suelo, porque todavía no han hecho absolutamente nada «, explicó el técnico, Ferran López, en declaraciones en el blog del Igualada.

Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »