Martí Casas (CP Vic), el Mataró de 21 años que hizo cuatro goles al Barça e hizo vibrar el Olímpico, apela a la prudencia: «Si miramos la clasificación, vamos a caer en una trampa»

Treinta y ocho goles en su debut en la OK Liga con el Mataró en el ejercicio 2014/2015 fueron su aval. Se convirtió en el segundo máximo goleador, tras Josep Lamas y empatado con Pablo Álvarez, que se dice pronto. Tenía 19 años y desde el primer partido en casa contra el Reus despuntó haciendo daño dentro del cuadro con su visión y rapidez física y mental: «Soy pequeño y peso poco, tengo que ser rápido.» Martí Casas (Mataró 1995) es listo, dentro ii fuera de la pista. El Vic le clichés y lo fichó por tres temporadas. Después de diecisiete años en casa -tres en el primer equipo-, emigró a «un club grande, para aprender».

Sábado hizo vibrar el Olímpico con cuatro goles -ha hecho debe en la liga- que sirvieron para derrotar al Barça (6-4), para romperle la imbatibilidad y para reavivar la lucha por el título.Nunca antes había marcado cuatro goles con el Vic. «Teníamos el Barça muy estudiado y se la supimos jugar. Si buscas el cuerpo a cuerpo acabas perdiendo. Ellos tienen más plantilla y nuestra media de altura es mucho más baja «, reflexiona. Un par de acciones de pillo y dos faltas directas magistrales le catapultaron: «No es fácil marcar goles Sergi Fernández, pese a que tenemos estudiados los porteros, pero esta vez salió bien.La clave de la directa es estar plenamente convencido. «El conjunto de Osona, que empezó mal la liga -» estábamos en proceso de reestructuración por la marcha de Font y Grado «-, ha encadenado diez triunfos y se ha situado en tres puntos del líder. A pesar de todo, Casas avisa que no se pueden relajar: «No tenemos la contundencia de otros equipos y tenemos que seguir trabajando para seguir ganando, aunque somos un equipo que se ha adaptado muy bien a diferentes situaciones de juego a partir de una buena defensa y las grandes actuaciones de nuestro portero. Pero ahora tenemos que tener los pies en el suelo y no fijarnos en la clasificación porque caeríamos en una trampa. Cometeríamos un error que no es propio de nosotros.Somos capaces de ganar al Barça pero si no jugamos al cien por cien y nos despistamos un poco, las cosas se nos pueden complicar. Tenemos que seguir currando. »

En Osona, este estudiante de INEF se reunió con jugadores cogeneracionals como Burgaya -tiene paperas y se ha perdido los dos últimos partidos-, Fuente -que ahora es en Portugal- o Presas en un equipo que combina dosis impagables de juventud y desenvoltura con la experiencia de jugadores como Ordeig -jugador al que ya admiraba cuando era el Barça- o Bancells.Ferran Pujalte, el técnico, extrae los mejores elixires evitándolos presiones aceleradas excesivas pero a la vez otorgándoles responsabilidades progresivas.

«El salto de un equipo humilde como el Mataró a uno que lucha por todos los títulos como es el Vic era muy importante y necesitaba un proceso. Y este proceso, con mucha calma y aprendiendo muchísimo, parece que está empezando a dar frutos. Hay que tener los pies en el suelo. Soy muy joven y tengo mucho que aprender. Tengo la suerte de tener unos compañeros con los que, entrenamiento tras entrenamiento, aprendo cosas nuevas. «Casas tenía claro desde el principio que debería asumir un cambio de rol:» De muy pequeño tengo facilidad para marcar goles. Pero sabía que en un equipo de tanta categoría jugaría menos minutos. Lo que ahora intento no es hacer goles, sino aportar el máximo. En este sentido, tenemos la suerte de que esta faceta está muy repartida en el Vic. Todos aportan en todo. «Un déficit que arrastraba y que trata de corregir es la eficacia defensiva:» Era una deuda pendiente. Era un jugador ofensivo pero con carencias defensivas. Sabía que un equipo con Pujalte de técnico me ayudaría a mejorar gracias a detalles de táctica individual y de colocación. Con los compañeros que tengo es más fácil. Nos ayudamos mucho entre nosotros. »

EL PROTAGONISTA

Cualquier jugador sueña que le salga un partido tan redondo. Todo el equipo hizo un partido muy completo

EL DATO

Hizo 38 goles con el Mataró en su debut en la OK Liga y el Vic lo fichó por tres años

Por lo que significa un Vic-Barça, ha sido el partido más importante hasta ahora en mi carrera
El salto de un equipo humilde como el Mataró a uno que lucha por todos los títulos requería un proceso que parece que ahora da frutos
Fuente: L’Esportiu

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!