El Liceo encara esta tarde-noche en el Palau Blaugrana su última oportunidad para (re)engancharse a la batalla por el título, ya que en caso de derrota se quedaría a 11 puntos de su rival de hoy, un FC Barcelona que lidera la OK Liga con cinco de ventaja respecto al CP Vic.

El Liceo encara esta tarde-noche en el Palau Blaugrana su última oportunidad para (re)engancharse a la batalla por el título, ya que en caso de derrota se quedaría a 11 puntos de su rival de hoy, un FC Barcelona que lidera la OK Liga con cinco de ventaja respecto al CP Vic.
Claro que, para ello, deberá romper una racha de seis temporadas sin conquistar el fortín azulgrana, seis cursos en los que los verdiblancos tan solo pudieron arañar un empate, el 4-4 del pasado ejercicio. La última victoria liceísta data de la campaña 2009/2010, por 1-2, con tanto local de Alberto Borregán, mientras que el hoy barcelonista Pablo Álvarez y Jordi Bargalló anotaron los del cuadro coruñés.
La historia habla de de solamente seis triunfos verdiblancos en sus 55 visitas ligueras al Palau Blaugrana, donde tambíén ha cosechado ocho igualadas. Un balance que no invita demasiado al optimismo.
Precisamente el delantero argentino es el líder de tabla de goleadores de este curso, con 18 tantos, uno más que el liceísta Marc Coy, segundo en la lista igualado con Raúl Marín (Reus Deportivo). El duelo está servido sobre el parquet culé.
Pese al potencial de ambos, sobre todo de una entidad catalana que en la última década ha hecho del Liceo su mejor cantera (Marc Gual, Pablo Álvarez, Pau Bargalló, Lucas Ordóñez, Matías Pascual y Edu Lamas llegaron al Palau directamente desde Riazor), ninguno de los dos grandes de los últimos tiempos llegan a la cita en un momento óptimo. Al menos eso es lo que se puede colegir de sus últimos resultados.
El Barça ha sufrido más de lo previsto en sus tres últimos compromisos ligueros –entre medias también cayó en Oporto (2-1) en Liga Europea–, con empate en el Palau (6-6) ante el Reus –su único tropiezo en casa–, derrota, la única que ha padecido, por 6-4 en la cancha del CP Vic, y muchos apuros para imponerse en la pista del Girona (2-3).
Por su parte, el Liceo viene de empatar en en el Palacio de los Deportes de Riazor frente al Vic (2-2), una semana después de caer con claridad (5-2) en la pista del Reus Deportivo, resultados que le mandaron a la cuarta plaza liguera.
Además, los pupilos de Carlos Gil se están mostrado poco fiables lejos de su feudo, con tres derrotas: la de Reus, que entra en la lógica, en Girona (6-4, en la jornada inaugural) y en Caldes (5-3), y cuatro triunfos: Lleida (1-3), Alcobendas (5-6), Manlleu (3-4) y Lloret (3-5), salvo el primero, contra rivales de la zona media-baja de la tabla.
Así pues, los jugadores verdiblancos deberán hilar muy fino si quieren sacar algo positivo del Palau Blaugrana, aunque, dada la situación, lo único positivo de verdad sería hacerse con los tres puntos. Volver de vacío significaría despedirse de la lucha por el título y la posibilidad, combinada con otros marcadores, de complicarse también el acceso a la segunda plaza. n

Fuente: El Ideal Gallego

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!