El portero luso fue clave exhibiendo sus reflejos en la tanda de penaltis

El Reus Deportiu La Fira se medirá al Barça en la final de la Copa del Rey. Clásico de hockey patines el que se vivirá en Alcobendas después de que el conjunto rojo y negro se impusiera en la tanda de penaltis a Vic tras un partido en el que no faltó la emoción propia de la Copa. De esta manera, el cuadro reusense impidió que se repitiera la final del pasado curso y volverá a disputarse el título en el último choque, algo que no lograba desde 2013. El cuadro reusense se aleja pues de los fantasmas que en 2014 le dejaron sin final en una tanda de penaltis en la que Sergi Miras apeó al equipo entonces entrenado por Alejandro Dominguez. Este Reus, segundo clasificado en la OK Liga y máximo goleador de la competición junto al Barça con 88 tantos, sigue sorprendiendo por su campaña y se medirá al cuadro azulgrana tras otra demostración de que ya no le tiembla el pulso en partidos a cara o cruz.

El partido empezó con un gol tempranero de Cristian Rodríguez, pero Albert Casanovas empató rápidamente el encuentro de penalti. Ordeig haría el segundo tanto de los de Osona, pero el ex azulgrana Raúl Marín, empató el choque de falta directa en la segunda mitad. El capitán del Reus Deportiu puso el 2-3 a falta de 5 minutos para el final, pero Burgaya forzó la prórroga en un partido intenso y loco.

Mia Ordeig tuvo la oportunidad de anotar el gol de oro y clasificar a su equipo para la final a falta de poco más de dos minutos para el final de la prórroga con una falta directa después de que los de Mariotti alcanzaran las diez faltas, pero Enriques pudo parar el intento del ex azulgrana. Este fue el inicio del gran festival del meta portugués del Reus, que mantuvo la emoción y fue clave para que ambos equipos se disputaran el acceso a la final en la tanda de penaltis.

Albert Casanovas, especialista reusense, no falló para colocar al equipo rojo y negro con ventaja an la primera pena máxima que lanzó, la segunda que anotaba este sábado por la noche. Fue entonces cuando la exhibición de Henriques continuó, parando el tiro de Casas con el casco. Àlex Rodríguez encarriló el pase del Reus anotando con un fuerte tiro el segundo penalti de su equipo, pero el Vic no tiró la toalla y Cristian Rodríguez redujo distancias con mucha frialdad. Marc Torra no pudo anotar su intento, y Enriques volvió a ser clave parando con las piernas un lanzamiento raso de Bancells. Gerard Camps dio más emoción al coche con un auténtico paradón abriéndose de piernas ante la estrella reusense Raúl Marín, pero Enriques atajó la última pena máxima para devolver al Reus a la final.

El cuadro rojo y negro disputó su última final contra el Barça en 2011, y ganó su última Copa precisamente ante los azulgrana en 2006. Ha llovido mucho desde entonces y ha habido muchos cambios en el equipo del Reus Deportiu La FIra, que con Mariotti este curso no ha perdido todavía contra el Barça. Los reusense quieren olvidar aquella final del 2014 que perdieron contra el Vendrell cuando a dos minutos para el final ganaban 3-1. Pero aquel era otro Reus, y ahora, lo quieren demostrar ante el Barça en la final.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!