El entrenador blaugrana afronta este fin de semana la última Final Four en el banquillo del Barça

Está ante la oportunidad de conseguir el triplete de la sección diez años después

Ricard Muñoz tiene ante sí la oportunidad de conseguir el triplete diez años después para la sección de hockey del Barça. Este próximo fin de semana se disputará en Lleida la Final Four, la última que afrontará al frente del conjunto blaugrana tras anunciar que deja el cargo a final de temporada.

El mister blaugrana no considera que esta sea diferente a las otras tres que ha disputado desde que ocupó el banquillo azulgrana: “No podría decir que esta Final Four sea más especial que las otras porque cuesta tanto llegar después del trabajo de toda una temporada que la ilusión es máxima. Es la última de esta etapa y ojalá la pueda recordar muchos años porque hayamos conquistado el título. Pero la motivación es similar a las otras que hemos jugado”, dijo en la rueda de prensa previa a la fase final de la máxima competición europea.

TODA LA PLANTILLA DISPONIBLE

Muñoz, que podrá contar con los jugadores que tenía tocados como son Marc Gual, Pau Bargalló y Pablo Álvarez, sí que se ha imaginado ganando el triplete: Es difícil no imaginárselo.Es una oportunidad de la que no hemos dispuesto las otras temporadas y ojalá podamos conseguir la Champions porque sería un logro impresionante para la sección del club.

Haber conquistado la Liga antes de la disputa de la Final Four es una ventaja y era un objetivo: “Teníamos ganas de ganar el título lo antes posible y lo conseguimos en el primer ‘match ball’. Esto da este punto de tranquilidad sabiendo que hemos conseguido uno de los grandes objetivos de la temporada como es la OK Liga”.

QUIERE UNA PISTA MUY CULÉ EN LLEIDA

El Barça es el organizador de la Final Four, pero por problemas de calendario no se puede disputar en el Palau Blaugrana y se hará en Lleida. Muñoz pide que el pabellón de Barris Nord se tiña de blaugrana: “La de Lleida es una pista nueva par los cuatro equipos. No la conocemos, pero lo que sí puedo decir que cuando juegas fuera de casa te penaliza mucho”, dijo.

Ricard aprovechó la ocasión para reivindicar la injusticia de lo ocurrido la temporada pasada en la semifinales: “Tenemos todos la espina calvada, el mal sabor de boca del año pasado. Que el Barça no llegara a la final no fue solo por deméritos nuestros sino que hubo alguien que decidió que el Barça no la jugara. Todos tenemos presente lo que pasó en aquella semifinal. Solo espero que lo que pase en esta Final Four dependa solo del equipo y no de otros factores. Que no nos den nada pero que tampoco nos lo quiten”, reclamó en referencia a la semifinal ante el Benfica del año pasado que se decidió en los penaltis.

Para alcanzar la finla, Muñoz espera “que Lleida se vista de gala para esta ocasión pero que sobre todo sea muy culé porque una cita como esta se lo merece y queremos que la gente nos apoye porque estaremos los cuatro mejores equipos de Europa. Será un cara o cruz donde los detalles decantarán la balanza hacia uno u otro equipo”, explicó.

UN RIVAL TEMIBLE CON JORDI BARGALLÓ

El rival en semifinales, el Oliveirense portugués, es según el entrenador del Barça  “uno de los claros favoritos al título. Ha hecho incorporaciones muy importantes y como insignia del proyecto está Jordi (Bargalló) que les da mucha calidad. Es un equipo imprevisible en situaciones de ataque porque cualquiera de sus jugadores son determinantes y eso hace difícil poder preparar el partido. Tiene juventud y veteranía y con Jordi de director de orquesta, es el motor y tiene unos jugadores al lado que le convierten en un equipo temible”, advirtió.

Fuente: SPORT

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!